Según ha explicado Fedeto en un comunicado, ambas organizaciones no comprenden que el sector siga sin ser escuchado por el , cuando tienen las mismas circunstancia y derecho que otros sectores a los que sí se le ha reducido el IVA.

El Real Decreto Ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria incluía entre sus medidas una subida general de los tipos IVA y una subida del tipo de IVA reducido al general para algunos productos y servicios como fueron la venta de flores y plantas ornamentales, servicios mixtos de hostelería, entradas a teatros, circos, cines y otros espectáculos culturales, los servicios prestados por artistas personas físicas, el material escolar, la televisión digital, la adquisición de obras de arte y los servicios de peluquería y los servicios de prácticas deportivas.

Pasados más de seis años de aquella situación y habiendo cerrado el año 2018 con un déficit inferior al 3%, la mayoría de los servicios —flores y plantas ornamentales, entradas a espectáculos culturales, servicios prestados por artistas y las adquisiciones de obras de arte— han ido recobrando el tipo reducido de IVA del que partieron, aunque el sector de las peluquerías y los salones de belleza vio entonces como el porcentaje de IVA a ingresar a Hacienda subía un 13% (del 8% al 21%).

Según la patronal, en la mayoría de los casos, la consecuencia inmediata fue una bajada de sus márgenes en el mismo porcentaje al haberse operado la subida impositiva en un momento de crisis que no permitía subidas de precios. Una situación que ha dado como resultado el cierre de numerosos negocios y la pérdida de puestos de trabajo, y economía sumergida.