Albacete, 19 de abril de 2018.- La consejera para la Coordinación del Plan de Garantías Ciudadanas, , ha celebrado una segunda jornada ciudadana en la ciudad de Albacete. En la Dirección Provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, lugar del encuentro, se ha reiterado el objetivo prioritario de estas jornadas, que no es otro, tal y como ha explicado la consejera, que “establecer un diálogo con la población”: “Nos interesa saber cuáles son las dudas de la población; nos interesa saber cuáles son sus necesidades, cómo las viven, e intentar ajustar al máximo el Plan de Garantías Ciudadanas a las necesidades de la población”.

En el caso de Albacete, ha declarado Inmaculada Herranz, “venimos con la idea de presentar el Plan de Garantías Ciudadanas en toda su amplitud y con ello el primer informe de seguimiento”; es decir, comprobar cuál ha sido la cobertura que ha tenido el Plan en estos siete meses de gobierno, “y también a presentar el diagnóstico que hemos hecho en profundidad de la región y que nos arroja datos específicos tanto de la provincia de Albacete como de la capital”.

La consejera ha recordado después algunos de los datos del informe de seguimiento en relación a la implementación general del Plan de Garantías Ciudadanas; como que en el año 2017 se han concedido aproximadamente unas 28.000 prestaciones en la provincia de Albacete. Destacando en las relativas a la garantía habitacional unas 2.600 prestaciones; en el caso de la garantía de suministros, 4.000 prestaciones; y la que mayor cobertura ha tenido, la garantía de rentas, con las 21.000 prestaciones que restan hasta alcanzar el total de las 28.000 prestaciones cuantificadas en el informe.

Diagnóstico de la provincia de Albacete

En cuanto al diagnóstico de la región, la consejera para la Coordinación del Plan de Garantías Ciudadanas ha destacado algunas de las cuestiones que confieren rasgos de peculiaridad a la provincia de Albacete e incluso a su capital. Una de ellas, por ejemplo, alude a lo que se denomina “vulnerabilidad habitacional”, que hace referencia a aquellos hogares que tienen que invertir más del 40 por ciento de sus ingresos en el pago de la hipoteca o el alquiler; y que en la provincia de Albacete ese dato se encuentra cuatro puntos por encima de la media regional, siendo el 24% de los hogares de la provincia de Albacete.

Por otro lado, en los hogares con bajos ingresos, la provincia se encuentra “apenas un punto por encima” de la media regional; mientras que la capital se encuentra bastante por debajo, en el 13%, teniendo en cuenta que la media de la región está en el 16%. Sin embargo, en el caso de los hogares con menores, esa tendencia se invierte; situando la capital su dato por encima de la media de la región, y colocándose a la baja el de la provincia.

Entender estos datos es el motivo de estas jornadas. “Nos interesa mucho saber cómo son hogares”, ha concluido Inmaculada Herranz, “que nos cuenten cuáles han sido las principales dificultades que se han ido acumulando en estos diez años de empobrecimiento de la región; y nos interesa mucho ponerle voz a estas necesidades” porque “a pesar de que nosotros las podemos intuir a nivel cuantitativo, necesitamos que las pongamos en voz de la población”.