El portavoz de la AEMET, del Campo, ha explicado a Europa Press que esta amplitud térmica dejará diferencias superiores a 20 grados centígrados (ºC) entre el día y la noche y ha adelantado que al final de la semana incluso podrían llegar a alcanzarse récords de temperaturas altas para este mes de febrero.

Si bien, ha dicho que “no es del todo raro” que el anticiclón se sitúe en febrero sobre la Península y recuerda que desde diciembre apenas han entrado algunos temporales por el norte. “Está siendo un invierno seco”, ha manifestado.

Además, ha precisado que durante el mes de enero llovió menos de la mitad de lo normal en la fachada Mediterránea y en el centro de la Península y en lo que va de febrero, excepto en el Alto Ebro y Cantábrico oriental, en el resto de la Península, está lloviendo también menos de la mitad de lo normal.

En concreto, ha pronosticado que el martes quedarán restos del frente que está afectando al tercio occidental de la Península y que podría llover débilmente en puntos de la meseta norte, en Extremadura, en Andalucía occidental, en y , aunque ha dicho que serán débiles y dispersas. La cota de nieve subirá y se situará al final del día en torno a 1.500 metros, al tiempo que se prevén algunos bancos de niebla en el valle del Ebro y en la meseta sur. Este martes las temperaturas subirán y se registrará alguna helada nocturna poco importante.

En cuanto al miércoles y el jueves, Del Campo prevé que serán dos jornadas muy similares en las que los cielos estarán poco nubosos o con alguna nube baja en el Mediterráneo. En el resto, predominará los cielos despejados en todo el país y las temperaturas subirán en general en toda España de forma consecutiva los dos días. El portavoz ha añadido que el ascenso térmico se notará sobre todo en las máximas y especialmente en la mitad oeste peninsular y también espera alguna helada nocturna débil en zonas del interior.

De cara al viernes, ha adelantado que la situación seguirá similar, con cielos poco nubosos y con temperaturas que volverán a subir, algo que volverán a hacer el sábado, pues el portavoz espera que se mantenga el mismo tiempo estable durante el fin de semana, con pocas nubes y lluvias.

En este contexto, ha destacado que las anomalías térmicas positivas en las máximas el martes serán de 3 a 5 grados centígrados por encima de los valores normales. El miércoles se esperan de 3 a 5 grados por encima de lo normal con carácter general, menos en el norte y en algunas otras zonas, donde estarán entre 5 y 10 grados centígrados más altas de lo habitual.

Esa anomalía, de 5 a 10 grados centígrados se extenderá a toda la mitad norte y al centro de la Península mientras que el viernes y el sábado registrarán esos valores en toda España.

En concreto, ha subrayado que el viernes en se alcanzarán 20ºC de máxima y 2ºC y el sábado, 22ºC de máxima y 3ºC de mínima. En la máxima alcanzará 23ºC y la mínima se quedará en 2ºC mientras que el sábado llegará a 25ºC y la mínima a 4ºC.

espera el viernes y el sábado una temperatura máximas de 24ºC mientras que la mínima el viernes será de 5ºC y el sábado de 3ºC. En , el viernes el mercurio alcanzará 21ºC de máxima y -1ºC de mínima y el sábado tendrá 22ºC de máxima y 0ºC de mínima. En el viernes la máxima será de 21ºC y la mínima de 3ºC y el sábado bajará a 18ºC de máxima y 5ºC de mínima. En tanto el viernes como el sábado la máxima llegará a 23ºC y la mínima quedará en 7ºC.