El portavoz de la Agencia Estatal del Estado (AEMET), Rubén del Campo, ha señalado a Europa Press que este martes predominará el tiempo estable en todo el país, sin lluvias, excepto quizá algunas precipitaciones débiles en el Cantábrico oriental. Si bien, se esperan bancos de niebla en , la meseta norte, el valle del Ebro, que levantarán a lo largo del día, y calimas en Canarias.

Las temperaturas descenderán este martes y se esperan heladas nocturnas en amplias zonas del interior, en ambas mesetas, zona centro, entorno del sistema Ibérico, aunque “no tan intensas” como las del pasado fin de semana y rondarán los -2 a -4 grados centígrados.

Respecto al miércoles, Del Campo ha pronosticado que un frente se acercará por el Atlántico y provocará un aumento de la nubosidad de modo que los cielos quedarán nubosos o cubiertos y lloverá en Galicia y en el entorno del Estrecho desde donde se extenderán al Cantábrico y al norte de y y la cota de nieve se situará entre 1.000 y 1.300 metros. Las nieblas persistirán en el Duero, Ebro y meseta Sur.

Ese día las temperaturas descenderán y, en principio, seguirán las heladas en el interior donde se esperan valores similares a los del día anterior e incluso algo más intensas en la meseta norte. Las mínimas oscilarán en esas zonas entre -2 y -5 grados centígrados.

El portavoz ha añadido que el jueves este frente seguirá penetrando en la Península y podría dejar precipitaciones en el Cantábrico, alto Ebro, Pirineos y el Estrecho y también “hay posibilidad” de que llueva en el resto de la Península, pero “con gran incertidumbre en la predicción”. Las lluvias más probables afectarían al sistema Ibérico, Central y Andalucía, en caso de producirse.

Ese día la cota de nieve bajará en el norte y centro de la Península a 800 metros y a 1.000 metros y se quedará entre 1.300 y 1.500 metros de altura en el sur.

Las temperaturas descenderán “sobre todo” en la mitad norte y continuarán las heladas por la noche. Finalmente, de cara al fin de semana Del Campo ha adelantado que parece que podría aumentar la inestabilidad y la probabilidad de lluvias respecto a días pasados.

Igualmente, se espera que llueva en Galicia y las comunidades Cantábricas, de forma fuerte y persistente en el resto. “Podría llover en muchas zonas del país, sobre todo en la vertiente atlántica”, ha confiando.

En cuanto a las temperaturas, prevé que desciendan “bastante”, así como la cota de nieve, de modo que las nevadas podrían afectar no solo a las áreas de montaña sino también a otras zonas más bajas del tercio norte. Si bien, no ha podido precisar dónde se producirán las precipitaciones pero ha señalado que todo apunta a que las heladas se intensificarán el viernes, tras el paso del frente.