Así, la portavoz de la AEMET, , ha explicado a que el sábado excepto en esas zonas y en el norte de Canarias, donde puede haber alguna lluvia débil, en el resto del país los cielos estarán poco nubosos o despejados y habrá nubes bajas en Levante y valle del Ebro.

Las temperaturas aumentarán en el Cantábrico y en el norte de y y , . En cuanto a los vientos, ha señalado que habrá intervalos de intensidad fuerte del noreste en Canarias.

Respecto al domingo, ha indicado que se terminan las perturbaciones del este, pero al mismo tiempo llegará un frente por el oeste y en y , ya que al principio se esperan intervalos nubosos y a lo largo del día irá aumentando la nubosidad hasta llegar a llover.

Estas lluvias podrían extenderse al Cantábrico y al extremo noroeste de Castilla y León y también podría haber intervalos nubosos en el resto del Cantábrico y en el norte de Canarias, al tiempo que se espera nubosidad en el Estrecho. En el resto del país, el cielo estará estable, con pocas nubes y algunas nubes bajas al principio del día en el área mediterránea.

Casals ha añadido que el domingo bajarán las temperaturas en el litoral norte, donde el día anterior habían subido, al tiempo que ascenderán en la franja mediterránea y en todo el resto del cuadrante noreste, hasta .

Una vez pasado el fin de semana, la portavoz ha indicado que el lunes comenzará a pasar el frente que, aunque no será muy activo, dejará precipitaciones en el tercio norte, en el Sistema Ibérico y donde más probables serán es en el Cantábrico y en Pirineos. En Pirineos y en el Sistema Ibérico también podrían registrarse tormentas.

SUBIDA DE CINCO GRADOS EN

Mientras, ha afirmado que en el resto del país habrá buen tiempo y allí por donde pase el frente, en la mitad noroeste y sistema Ibérico de la Península, descenderán las temperaturas en torno a cinco grados centígrados. Por el contrario, ha añadido que los termómetros ascenderán desde Alicante hasta el Estrecho, también unos cinco grados centígrados.

Ya a partir del martes, ha dicho que casi todo el país tendrá cielos poco nubosos y con temperaturas en ascenso, menos en el litoral del noreste peninsular y Baleares, donde se mantendrá la posibilidad de precipitaciones, que podrán ser intensas. Ese día, las temperaturas bajarán hasta seis grados centígrados en el este de la Península, sobre todo en el litoral.

Casals ha destacado que el miércoles los termómetros subirán en el tercio norte hasta situarse por encima de los valores normales en todas las zonas menos en el extremo norte, donde se mantendrán sin cambios, y en Canarias, donde bajarán ligeramente.

En ese sentido, ha precisado que en la Península y sobre todo en el centro se situarán en unos dos o tres grados centígrados por encima de lo normal y ha dicho que donde más cálidas serán es en Castilla-La Mancha e .

De cara a la segunda mitad de la semana, la portavoz de la AEMET no descarta que el miércoles, jueves y viernes se producirán algunas precipitaciones en Galicia, Cantábrico occidental.

En cuanto al próximo fin de semana, ha pronosticado que de nuevo se inestabilizará la atmósfera y habrá precipitaciones en el norte de la Península, sobre todo en el tercio norte, aunque también podrán afectar a otras zonas y a Baleares.

Sobre Canarias, espera que el jueves se podrán producir precipitaciones en las islas occidentales, que seguirán el viernes, sábado y domingo en el norte de las islas de mayor relieve.

Sin embargo, el fin de semana se producirá un notable descenso térmico, primero en la mitad noroccidental, en Galicia y noroeste de Castilla y León, sobre todo, de entre 8 y 10 grados centígrados. En el resto Castilla y León bajarán unos 6 grados centígrados.

El domingo será el turno del resto de la Península, donde también experimentarán un descenso brusco, de unos 6 a 8 grados centígrados en la mayor parte de las zonas. Donde menos descenderán será en el norte y en Pirineos.