En concreto, la AEMET precisa que las temperaturas descenderán de forma notable en la mitad oriental peninsular y en el domingo, pero aún así se alcanzarán valores “claramente superiores” a los habituales para esta época del año, sobre todo en las vertientes atlántica y cantábrica, así como en Canarias.

El viento soplará flojo en general y serán algo más intensos en los litorales. En el Estrecho habrá periodos de Levante fuerte mientras en Canarias soplará viento de componente este con presencia de calima.

De cara a la próxima semana, el lunes y martes seguirá la situación estable y los cielos se mantendrán poco nubosos en la mayor parte de las zonas. Esos días seguirá soplando el levante fuerte en el Estrecho y Alborán y descenderán las temperaturas en el sur de la Península.

En cuanto al miércoles y el jueves, la AEMET ve muy probable que continúe el predominio del tiempo estable en la mayor parte del país y que sigan las temperaturas en valores superiores a los habituales para estas fechas de finales de febrero en la mayor parte del territorio.

Sin embargo, no descarta que aumente la nubosidad y se registren algunas precipitaciones en el tercio occidental peninsular.

A partir del viernes es probable que se produzcan precipitaciones en , que se pueden extender con menor intensidad y baja probabilidad a otras zonas del cuadrante noroeste peninsular y sin que se puedan descartar en otras zonas de la Península, excepto en el área mediterránea, donde no se esperan.

Respecto a Canarias, la AEMET espera que sigan los vientos de componente este y el ambiente seco hasta el martes y es probable que ya el miércoles se restablezca el régimen de alisios con aumento de la nubosidad y probabilidad de precipitaciones débiles en el norte de las islas de mayor relieve, acompañándose todo ello de un descenso gradual de las temperaturas.