Así, el fenómeno más significativo a lo largo del fin de semana será el viento fuerte de Levante en el sur de Andalucía, especialmente en y en el área del Estrecho, que son las zonas donde podrán soplar intervalos de muy fuerte.

En el resto predominará el tiempo estable y no se descartan el sábado precipitaciones débiles ocasionales en el golfo de Vizcaya y algún chubasco o tormenta aislado en el nordeste de Cataluña y .

El domingo por la tarde se desarrollará nubosidad de evolución diurna, con ligera probabilidad de algún chubasco o tormenta aislada en las montañas cantábricas, en la cordillera Ibérica y en el sistema Central.

En cuanto a la próxima semana, el 22 y el 23 de mayo seguirá el tiempo estable en la mayor parte de España y de nuevo podrá haber chubascos vespertinos en las mismas zonas que el domingo, aunque estos días también podrán registrarse en Pirineos. No se descarta alguna lluvia ocasional en el norte de las Canarias más montañosas.

Respecto a las temperaturas, con carácter general, seguirán subiendo y se llegará a valores por encima de los normales para esta época del año, mientras que el temporal de viento de Levante en Cádiz y en el Estrecho tenderá a ir amainando paulatinamente.

El resto de la semana, lo más probable es que siga predominando el tiempo estable y hay “pocas posibilidades” de precipitación. Sin embargo, persistirá una “ligera” probabilidad de chubascos o tormentas vespertinas en el interior de y , en el oeste del sistema Central y en el norte de Cataluña. En Canarias también serán poco probables las precipitaciones y no se esperan grandes cambios en las temperaturas. El viento, con menor intensidad, seguirá soplando de levante en el Estrecho.