El juicio, que se inició el pasado día 13 de octubre, quedó suspendido hasta este martes por la ausencia de la única testigo de los hechos, que tampoco ha comparecido en la sesión celebrada este martes.

En su lugar, la juez ha acordado que se leyera la declaración que hizo la citada testigo ante el juzgado tras ocurrir los hechos. El joven, por otro lado, está cumpliendo una sentencia de 6 años y medio por otro delito de agresión sexual.

Los hechos sucedieron en los primeros día de abril de 2014, cuando, supuestamente, el joven retuvo a su pareja, con la que convivía en una cosa junto a otros ciudadanos latinoamericanos, durante un día, la maltrató y acabó violándola antes de dejar ir.

Todos estos hechos sucedieron, según recogía el escrito de acusaciones, después de que ella, un día que llegó bebido, le dijera que le iba a dejar.

El abogado defensor ha reclamado la libre absolución de su patrocinado por considerar que no cometió los hechos y ha esgrimido como prueba su decisión de ir a juicio, pese a que le había ofrecido un acuerdo para reducir la pena a 8 años.

También ha señalado como prueba que la mujer ya había presentado otra demanda por agresión sexual contra el hombre, que había resultado ser “inveraz”.