El ha dotado al servicio de y del Complejo Hospitalario Universitario de , dependiente del (SESCAM), de un nuevo ecógrafo de última generación, que permitirá ampliar la cartera de servicios con nuevas técnicas diagnósticas y poner en marcha nuevos procedimientos de cirugía mínimamente invasivas.

El doctor Miguel Ángel Morlán López del servicio de Cirugía General, explica que la ecografía es una herramienta diagnóstica complementaria no invasiva, que permitirá mayor precisión diagnóstica en el estudio de tumores, una mejor definición de estructuras anatómicas, la realización de estudios funcionales y planificar con mayor seguridad determinadas intervenciones.

El doctor Morlán indica que este nuevo equipamiento dotado de tres sondas, una de ellas motorizada 3D, estudiará la patología anorrectal y proporcionará un mejor estadiaje del cáncer de recto, definiendo su extensión y la presencia de adenopatías.

Además, permitirá el estudio de los esfínteres anales en casos de incontinencia, localizar absceso perianales profundos, definir trayectos en los casos de las fístulas perianales complejas y realizar incluso estudios funcionales para diagnosticar enteroceles, invaginaciones rectales y trastornos de la defecación, mediante la videodefecografía.

Asimismo, extenderá el campo de la cirugía laparoscópica a la cirugía hepática y pancreática haciendo posible de forma segura las resecciones hepáticas y pancreáticas con la información que proporcionará la sonda ecográfica, diseñada específicamente para ser introducida a través de un trocar, lo que permitirá localizar la lesión tumoral y definir su relación con las estructuras vasculares y conductos biliares con vistas a planificar la intervención de forma segura.

Asimismo, el ecógrafo dispone de una sonda intraoperatoria de mayor definición que la actual para su utilización en las intervenciones quirúrgicas que deben ser realizadas por vía abierta, cada vez menos frecuentes.

La introducción de la laparoscopia en la cirugía del hígado es relativamente reciente y presenta claras ventajas, pues permite realizar intervenciones complejas con una menor agresión quirúrgica. Esto se traduce en una disminución del dolor postoperatorio, reducción del tiempo de recuperación y del tiempo de estancia en el centro hospitalario, así como una incorporación precoz a la vida cotidiana de los pacientes.

Para el doctor Morlán, “la ecografía 3D en el estudio de la patología anorrectal permitirá planificar el tratamiento más adecuado, a la vez que evitará derivar pacientes a los hospitales de La de Alcázar de o Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina para realizar estas exploraciones”.

En la actualidad, el aborda todo tipo de patologías, esofagogástrica, baríatrica, suprarrenal, colorrectal, pancreática y hepática, entre otras, mediante cirugía mínimamente invasiva. Esta forma de abordaje precisa de una alta formación y dotación tecnológica.

Durante estos años miembros del servicio de Cirugía General han realizado cursos y estancias en centros nacionales y extranjeros con objeto de recibir formación y perfeccionar técnicas de cirugía mínimamente invasiva para ofrecer al paciente técnicas de beneficio contrastado.