El Servicio de y Coordinación de Urgencias y -1-2 de Castilla-La Mancha gestionó durante los tres meses de verano más de 5.300 actuaciones llevadas a cabo por los Servicios de adscritos a las distintas administraciones locales y provinciales, así como por el personal de las unidades adscritas al (SEIF), que se han incrementado un 3 por ciento con respecto al mismo período del año anterior.

El -2, organismo dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, ha coordinado la respuesta a las situaciones de emergencia en las que han actuado efectivos encuadrados en dichos servicios.

En cuanto al número de intervenciones gestionadas durante el verano, julio fue el mes en el que se produjeron un mayor número de incidentes relacionados con este grupo de intervención, superando los 1.900. Por el contrario, septiembre fue el mes en el que se registraron menos sucesos, con un total de 1.520.

Las principales intervenciones que llevan a cabo los componentes de los Servicios de Bomberos adscritos a distintas administraciones locales, se enmarcan, principalmente, en la extinción de incendios urbanos, rescate de personas atrapadas, inundaciones en calles, lugares públicos, viviendas o locales y accidentes de tráfico, en los que haya que excarcelar a personas atrapadas en los vehículos. Por su parte, el personal de las unidades adscritas al Servicio Operativo de Extinción de Incendios Forestales (SEIF) lleva a cabo actuaciones destinadas a la lucha contra los incendios forestales, siendo también frecuente su colaboración en la búsqueda de personas desparecidas en el medio rural.

Los incidentes en los que actuaron esos servicios, son solo una parte de las 97.490 intervenciones que, durante los meses de verano, fueron gestionadas por el 1-1-2 de Castilla-La Mancha.

En este total de intervenciones, que se incrementaron en un 8,9 por ciento con respecto a las registradas en el mismo período de 2016, se activaron también otros medios y recursos, tanto públicos como privados, integrados en distintos grupos de acción, sanitario, de orden, apoyo logístico y técnico.

Por otra parte, cabe señalar que durante los meses de julio, agosto y septiembre la Sala de Coordinación del 1-1-2 recibió más de 182.270 llamadas procedentes, es decir, aquellas que supusieron la activación y seguimiento de las actuaciones realizadas por los diferentes recursos.