Durante 2018 la media diaria registrada por meses sigue la tónica de ejercicios anteriores, siendo de nuevo el mes de agosto cuando más llamadas se recibieron en la sala de coordinación del 112, alcanzando una media diaria de 4.452 comunicaciones, ha informado la Junta en nota de prensa.

Esta cifra pone de manifiesto la mayor carga de trabajo que se produce en el en la época estival, debido al incremento de población que experimentan muchas localidades de la Comunidad Autónoma por la llegada de veraneantes y la celebración de las festividades patronales.

Así, tras agosto, julio, con 4.279; junio, con 3.962; y septiembre, con 3.924, son los meses del año que registraron también un mayor número de llamadas al centro de emergencias 112.

Al margen del verano, los meses de enero y febrero, con 3.861 y 3.842, respectivamente, fueron los que registraron un mayor incremento en el número de llamadas diarias. En ambos meses, los temporales de nieve que azotaron una parte de la región fueron los causantes de este aumento.

En el lado contrario se sitúa noviembre, que con 3.431 llamadas fue el mes que registró un menor número de comunicaciones al de Castilla-La Mancha durante el pasado año. En esta misma tónica se encuentran los meses de diciembre y mayo.

Durante el año 2018 el número total de llamadas registradas en el -2 fue de más de 1.473.000. Un dato que se aprecia mejor si se tiene en cuenta que el número de llamadas procedentes, aquellas que dan lugar a una actuación del 112, ascendieron a 691.535, la mayor cifra de la historia del . Esto pone de manifiesto el buen uso que los ciudadanos hacen del Teléfono Único de Emergencias, gracias al mayor conocimiento que tienen de las potencialidades y utilidades del 112.

PROVINCIALIZACIÓN

Por otra parte, desde el Servicio de Emergencias se ha procedido a provincializar aquellas llamadas localizadas con el fin de conocer en qué zonas de Castilla-La Mancha se utiliza más el Teléfono Único de Emergencias.

En este sentido, Guadalajara fue la provincia que, comparativamente, mayor número de comunicaciones realizó a la sala de coordinación del 112 durante el pasado año, alcanzando una cifra de 2.190 llamadas por cada 10.000 habitantes.

De esta manera, Guadalajara sustituye a Cuenca como la provincia de Castilla-La Mancha cuyos habitantes más utilizaron, porcentualmente, el teléfono único de emergencias, ya que en 2017 fue Cuenca la primera en este listado.

Durante 2018 Cuenca se situó en el segundo puesto, con 2.175 llamadas; seguida de , con 2.079 comunicaciones por cada 10.000 habitantes, y Ciudad Real, con 1.917 llamadas. En último lugar se encuentra Albacete, en cuya provincia se registraron durante 2018 un total de 1.801 llamadas por cada 10.000 habitantes.