De acuerdo con los datos de la Dirección General de Tributos y Ordenación del Juego de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, por provincias, el al Contribuyente de Albacete fue el que atendió a un mayor número de ciudadanos durante los primeros seis meses de este año, en total a 15.208, según ha informado la Junta en nota de prensa.

A continuación, en cuanto a personas atendidas, se sitúa el Servicio de Atención al Contribuyente de Guadalajara, con 12.978 en el primer semestre de 2019; seguido del de Ciudad Real, con 12.149 personas; el de , con 10.894 personas, y, finalmente, el de Cuenca, por el que pasaron un total de 7.344 ciudadanos.

En el conjunto de estos Servicios en las cinco provincias de la región, el tiempo medio de atención al ciudadano en estos seis meses fue de unos 10 minutos.

Este dato supone que los servicios de Atención al Contribuyente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas cumplen con el compromiso de atender a los ciudadanos en un tiempo medio inferior a 25 minutos, uno de los compromisos de calidad que incluye su propia Carta de Servicios, que fue aprobada el año pasado.

La Carta de Servicios de Atención al Contribuyente, la primera en materia tributaria que entró en vigor en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, fue impulsada por el Gobierno regional para garantizar la prestación de un servicio de calidad, que facilite a la ciudadanía el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

Una atención personalizada y cortés, conocer la identidad de la persona atendida y fijar como prioridad la excelencia en la gestión y prestación del servicio son otros de los compromisos que se incluyen en la Carta de Servicios de Atención al Contribuyente.

Las funciones que ofrecen los servicios de Atención al Contribuyente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha son asistencia e información en materia tributaria al obligado tributario, es decir, cuestiones como la cumplimentación y presentación de autoliquidaciones, declaraciones y demás documentos; el tratamiento informático de los datos tributarios; así como todas aquellas actuaciones relacionadas con la presentación de documentos en el registro con destino a cualquier Administración pública.