Este plan integral de diagnóstico de esta patología se sustenta especialmente en dos líneas de trabajo. Por un lado, facilitar la mejora de la tecnología de los hospitales de la región para el diagnóstico de esta enfermedad, y, por otro, la puesta en marcha de un programa formativo para mejorar la capacitación de los profesionales en este ámbito, según ha informado la Junta en nota de prensa.

De este modo, los hospitales Virgen de la Luz de Cuenca, La de Alcázar de , , Universitario de Guadalajara y General Universitario Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina recibirán un ecógrafo cada uno de ellos, donado por la sociedad científica, adaptado a las necesidades tecnológicas y a los últimos avances médicos en el diagnóstico de la patología nodular de tiroides.

Asimismo, Scamend y el Sescam han diseñado un programa formativo, dirigido a los especialistas en Endocrinología de los citados centros hospitalarios, que se divide en dos sesiones teórico-prácticas de iniciación y actualización en el manejo e interpretación de la ecografía tiroidea y de la elastografía.

Así, la primera de estas sesiones será fundamentalmente de introducción y de manejo de la técnica diagnóstica a través de la realización de ecografías y elastografías, mientras que la segunda, eminentemente práctica, se centrará en el manejo práctico de ambas pruebas y en la interpretación clínica de las imágenes obtenidas con ella.

NÓDULO TIROIDEO

La incidencia del nódulo tiroideo en el mundo occidental está muy relacionada con la edad. Así, varía mucho, desde una incidencia por debajo del dos por ciento en edades infantiles a en torno al 60 por ciento en edades avanzadas, destacando, además, una mayor prevalencia en mujeres que en hombres.

La enfermedad, que consiste en la presencia de un nódulo sobre la glándula tiroidea, se puede descubrir o bien por palpación cuando existe una lesión grande, o bien gracias a técnicas de diagnóstico por imagen, que permiten detectar nódulos incidentales, y que actualmente suponen la mayor parte de los diagnósticos.

Este nódulo puede derivar en una lesión tumoral, por lo que la detección precoz es muy relevante para permitir descartar el cáncer o bien tratarlo en sus estadios iniciales.