“Es la primera OPE de consolidación que se va a aprobar en Castilla-La Mancha”, ha explicado el director general de Recursos Humanos del Sescam, , que ha recordado que esta decisión se enmarca dentro de la apuesta que la Administración sanitaria viene haciendo desde 2015 por mejorar las condiciones laborales del personal de tecnologías de la información, según ha informado la Junta en nota de prensa.

En este sentido, Cortázar ha recordado que se han creado tres categorías hasta hace poco inexistentes, al tiempo que se ha estabilizado un importante número de plazas en la plantilla del Sescam con el objetivo de desterrar la precarización laboral a la que abocaron los recortes de la anterior legislatura.

Esta OPE de consolidación permitirá, dentro del respeto a la normativa vigente, “adaptar las pruebas y la fase de concurso a la realidad profesional en el entorno de las tecnologías de la información, ámbito que está a la vanguardia de los servicios de salud”.

MEJORA DEL EMPLEO PÚBLICO

La Junta ha recordado que la consolidación del empleo es, junto a la recuperación de derechos y el crecimiento de plantillas, uno de los ejes que ha centrado la política de recursos humanos del Gobierno regional respecto al personal de las instituciones sanitarias desde el inicio de esta legislatura.

La principal herramienta de consolidación la constituye la Oferta de Empleo Público anual, que permite acceder a un puesto de trabajo fijo tanto a los profesionales temporales como al resto de la ciudadanía.

Así, desde el inicio de la legislatura, el ha aprobado un total de 4.644 plazas en sucesivas ofertas públicas de empleo para el sistema sanitario público regional. De este modo, a la OPE de 2016, con 1.030 plazas, le siguió otra de 2.204 plazas en 2017 y la nueva OPE 2018, en la que se incluirá esta OPE de consolidación, aprobada el pasado mes de julio, dotada con un total de 1.413 plazas

Precisamente, una de las principales novedades de la convocatoria de 2018 es la inclusión de la categoría de tecnologías de la información, junto a las de inspectores médicos, farmacéuticos o los pinches, que nunca habían sido convocadas.