Los delegados de prevención han tomado esta decisión para evitar que los agentes medioambientales queden expuestos a “riesgos graves e inminentes para su vida o su salud” y dado que el empresario —la consejería de , y Desarrollo Rural— “no adopta o ni permite la adopción de las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores”.

Se trata de unas medidas recogidas en la evaluación de riesgos laborales y cuya implantación viene requiriendo insistentemente la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, según ha informado CCOO en nota de prensa.

Tal y como establece la LPRL, los representantes de los tres sindicatos comunicarán este miércoles su decisión a la , que dispondrá de un plazo máximo de 24 horas para decidir si mantiene la paralización de la actividad de los agentes o si la levanta.