“Si el Ejecutivo actúa como debe, el sistema es sólido, hoy y en el futuro, pero si no lo hace, como hasta ahora, habrá dificultades”.

En la región hay 364.500 pensionistas, con una pensión media de 837 euros, la tercera más baja del país por detrás de Extremadura y Andalucía. En España hay un total de 9 millones de pensionistas, cifra que en 2050 llegará hasta los 15,2 millones.

Un 29% de los hogares en el país se sustentan gracias a los recursos económicos de las personas mayores.

Un 31,7% de las personas mayores de nuestra región están en situación de riesgo de pobreza.

Toledo, 1 de diciembre de 2016. Gil ha afirmado que “cuando los pensionistas tienen que hacer de red de salvación de la familia, que es lo que está pasando en este país, es que el sistema tiene una dificultad extrema, está enfermo”. “Tenemos que reivindicar el papel de la política para apostar de manera clara por el estado del bienestar, sin el cual no hay democracia, esto deben grabárselo bien los gobernantes, especialmente los del PP, para que podamos abordar un debate sereno, sensato, serio, riguroso y posibilista en relación con las pensiones”.

“El sistema es viable, pero el peor enemigo de las pensiones es el Gobierno, si actúa como debe, el sistema es sólido hoy y en el futuro, pero si no lo hace, como hasta ahora, habrá dificultades”. Por tanto, “hay que intentar por todos los medios que el Gobierno encuentre el camino para abordar el debate de las pensiones de forma razonable, que favorezca la unidad social y expulse a los que tienen ansias de entrar en el negocio de las pensiones privadas, gente muy próxima al poder y al gobierno. De ahí, esos mensajes apocalípticos de que las pensiones estaban en riesgo, si lo están es porque alguien quiere hacer negocio con las pensiones de nuestra gente”.

Por su parte, el secretario general de la Federación Estatal de Pensionistas y Jubilados ha explicado algunos de los datos más significativos que arroja el Observatorio. España se encuentra a la cabeza de los países con menor fecundidad y la población más numerosa es la que está entre los 40 y los 55 años, los cuales “si hoy no tienen un buen salario, cuando se jubilen no tendrán una buena pensión, por ello estamos reclamando la subida del SMI”.

Las pensiones en España son de las más bajas de y las personas jubiladas dedican un 50% de sus pensiones a comprar alimentos de primera necesidad, de ahí lo fundamental que es subir las pensiones para que las personas jubiladas no sigan perdiendo poder adquisitivo. Desde que comenzó la crisis las pensiones públicas acumulan una pérdida de poder adquisitivo del 1,1%.

En estos momentos hay 9 millones de pensionistas en el país, 364.500 en la región, pero en 2050 pasaremos a ser 15,2 millones.

En los últimos 5 años se han llevado a cabo dos reformas relacionadas con las pensiones, en 2011 y en 2013, con objetivos y contenidos diferentes que llevaron a posiciones contrapuestas de los interlocutores sociales al respecto. La de 2013 fue diseñada e impuesta unilateralmente por el Gobierno de ese momento, y tiene como principal y único objetivo el recorte del gasto, ha denunciado Gutiérrez, quien además ha advertido de que el fondo de reserva de las pensiones se está vaciando. En 2011 tenía 70.000 millones de euros y ahora 23.000, pero el “Gobierno saldrá hoy o mañana diciendo que se cogen otros 8.000 a 9.000 millones para pagar la extra”.

El secretario general de la Federación Estatal de Pensionistas ha recalcado que “tenemos propuestas claras para sanear el sistema de . El sistema público de pensiones es perfectamente viable, pero hace falta voluntad política, que la gente no tenga miedo de llegar a la jubilación y no cobrar pensión”.

Entre estas propuestas están el incremento de las bases máximas de cotización lo que supondría una inyección de 7.000 millones de euros, la equiparación de las bases medias de cotización en el Régimen de Autónomos y el (7.000 millones), que el Estado asuma los gastos de la Administración (3.800 millones), que las tarifas planas de ayudas a la contratación se financien vía impuestos (1.800 millones), también la reforma del régimen jurídico de las pensiones de viudedad, orfandad y a favor de familiares o la puesta en marcha de políticas de empleo que permitan recuperar 3 millones de empleos y que supondría 15.000 millones de euros.

Los recursos económicos de las personas mayores las convierten en sustentadores principales de un 29% de los hogares en nuestro país, ha señalado Gutiérrez.

Otros de los datos que recoge este Observatorio son que las mujeres de entre 50 y 65 años tienen una tasa de empleo del 47,2%, frente al 61,4% de los varones, o que los salarios de las mujeres entre 55 y 59 años son de 22.482 euros frente a los 31.451 de los hombres.

También analiza el gasto sanitario que entre 2009 y 2013 se ha reducido en gasto total en un 12,6%, se ha pasado de 70.579 millones en 2009 a 61.710 en 2013; se ha reducido un 13,3% si lo consideramos por número de habitantes y un 9,2% como porcentaje del PIB. negativa resulta especialmente acusada desde 2011, fecha en que las políticas de austeridad comienzan con fuerza en España. Castilla-La Mancha es la región donde más se ha recortado este gasto, un 27%.

En cuanto al sistema de dependencia, 800.000 personas reciben ayuda en el país, mientras que 400.000 están en lista de espera. En la región son 40.500 las personas con dependencia que reciben ayuda, de ellas un 28% son cuidadas por familiares. Las mujeres mayores son las principales beneficiarias.

Respecto a la tasa de riesgo de pobreza, otros de los indicadores que se analizan en este Observatorio social para las personas mayores. En 2015, el 12,3% de las personas mayores estaba en riesgo de pobreza. En las mujeres mayores es superior a la de los hombres, un 13,2% frente al 11,1%. En la región es del 31,7%, de las más altas junto a Extremadura y Andalucía.

En cuanto a la pobreza energética, -ha afirmado Gutiérrez- si se adoptaran medidas como el bono social “se podrían evitar al año 7.000 muertes al año por enfermedades consecuencias de no tener la casa en condiciones óptimas”.

El Observatorio refleja, además, que un 15% de las mujeres asesinadas en 2015 por violencia machista eran mayores.

Por su parte, Navalón ha indicado que en la región hay 364.500 pensionistas, con una pensión media de 837 euros, la tercera más baja del país por detrás de Extremadura y Andalucía. Y 96.700 cobran una pensión de viudedad con una cuantía media de 637 euros.

La renta per cápita en la región es de 18.568 euros, también la tercera más baja, cuando en o Euskadi superan los 30.000.

Respecto a las plazas residenciales en la región hay 27.612 de las cuales 9.641 son públicas y 17.971 privadas.

Navalón ha pedido al conjunto de la ciudadanía implicación con el tema de las pensiones, porque las que pueden “peligrar son las pensiones futuras”.