Así lo ha transmitido la alcaldesa de Ciudad Real, , en un comparecencia convocada de urgencia en la que ha estado acompañada por la teniente de alcalde, , varios concejales de la Corporación municipal y representantes de la y .

La alcaldesa ha querido destacar la inmediatez de la respuesta de los diferentes cuerpos de seguridad que han actuado desde que se ha iniciado la tormenta. Concretamente, se ha tratado de Policía . Bomberos, Protección Civil, y Guardia Civil.

Además, se ha puesto a disposición por parte de la delegada de la Junta, , y de la subdelegada del Gobierno, , y del Ayuntamiento todos los medios que fuesen necesarios, unos medios que finalmente no han sido necesarios porque la situación en torno las 20.00 horas, momento de la comparecencia de la alcaldesa, estaba, según sus palabras, controlada.

Ha explicado cómo se ha vivido una situación muy complicada en toda la zona de la ronda de y con inundaciones de bajos y garajes, porque la lluvia “ha sido muy importante”.

Ha insistido en tranquilizar a los vecinos ya que, según los cuerpos de seguridad, la situación está controlada, aunque en las siguientes horas habrá que continuar con la limpieza y revisando la zona afectada. Además de permanecer un retén de Protección Civil por si se repitiera la situación durante la noche.

También ha anunciado que ya todas las calles están abiertas al tráfico después de que algunas hayan tenido que estar cortadas dura te algún más de una hora por este motivo.

Ha confirmado que han caído 19 litros por metro cuadrado y que el tamaño de granizo puede hacer que los daños sean mayores a los que parecen a primera vista ya que aún no se ha hecho una valoración profunda de las consecuencias. Además, ha destacado el hecho de que no hay que lamentar ningún daño humano, emplazando a este lunes para conocer los datos globales y detallados de lo sucedido.

La primera edil ha hecho referencia a las numerosas quejas referidas a los imbornales. En este sentido, Zamora ha explicado que lo sucedido no ha sido consecuencia de “una situación de dejadez de los imbornales” y que hace “muy poco tipo se realizó una limpieza de estos” y ya explicado que la causa ha sido la fuerza del agua que ha arrancado hojas de las copas de los árboles que han taponado los imbornales impidiendo que tratarán la gran cantidad de agua caída en tan poco tiempo. De hecho, ha explicado que, una vez retiradas las hojas y ramas, el agua ha tardado apenas veinte minutos en desaparecer.

Entre los incidentes más graves la alcaldesa ha destacado la rotura de una tubería en la calle Altagracia, que ha dejado a dos vecinos sin suministro, “pero tras la revisión de Aquona no es demasiado grave y mañana se intervendrá para solucionarlo”. Una rotura que se ha producido por motivos diferentes a la tormenta, pero que “ha sido una casualidad” que ha agravado la situación.

A esto se une que dos vecinos de la calle Camino Viejo de Alarcón se han quedado sin suministro de luz. Un tema en el que la alcaldesa ha asegurado que se está trabajando también para solucionarlo.

Finalmente, Zamora se ha puesto a disposición de los vecinos para solucionar todos los problemas “que puedan surgir en los siguientes días”.