Este es el ‘Año contra el dolor en poblaciones vulnerables’, según ha explicado el presidente de la Sociedad Española del Dolor, Micó, durante el acto celebrado anoche en el Teatro Real de , en apoyo de las personas que sufren dolor crónico y en el que se ha hecho entrega de varios galardones.

El investigador del Hospital Nacional de encargado de recoger el premio ha sido , quien ha agradecido el reconocimiento en nombre de los profesionales del centro y ha recordado que “el dolor es el aspecto más discapacitante de todas las consecuencias que produce una lesión medular crónica, así lo corroboran las encuestas realizadas a nivel internacional a los pacientes, por esta razón la investigación en el conocimiento y en el tratamiento del dolor constituyen uno de nuestros objetos principales”.

En la actualidad, varios grupos del Hospital Nacional de Parapléjicos mantienen investigaciones básicas y clínicas en marcha, con tratamientos y enfoques complementarios, que van destinados a entender los mecanismos básicos del dolor, cómo mejorar su diagnóstico y de qué manera desarrollar nuevas estrategias para su tratamiento.

Los estudios clínicos del Grupo de Función Sensitivomotora, que lidera el investigador Julian Taylor, están enfocados en probar una molécula basada en ácido oleico contra el dolor que ya está en fase de ensayo clínico. “Queremos entender cómo se puede mejorar la autorregulación del dolor tras la lesión medular y mejorar el diagnóstico y tratamiento del dolor”, ha explicado.

Precisamente, Taylor, junto con las doctoras y , están caracterizando el dolor neuropático para mejorar su diagnóstico en población infantil. Se trata de producir herramientas que no existían para detectar, de manera sistemática, este síndrome y probar la eficacia de los tratamientos. Estos estudios forman parte del Proyecto Red de Dolor Infantil que se desarrollan a nivel nacional.

El científico responsable del laboratorio de , Juan de los , junto con Juliana M. Rosa, estudian el funcionamiento del tálamo y la corteza cerebral, que son dos estructuras cerebrales donde se recibe y procesa de forma natural toda la información sensorial referente al tacto y el dolor, ha informado la Junta en un comunicado.

Una lesión medular provoca la interrupción permanente de la información sensorial (tacto y dolor) que se origina en las regiones corporales afectadas por la lesión y que dejan de llegar al tálamo y la corteza cerebral.

Por lo tanto, en estas estructuras se rompe el equilibrio interno que permite reconocer de forma correcta los diferentes tipos de sensaciones corporales, lo que finamente origina una actividad fisiopatológica que genera en las personas con daño medular falsas sensaciones de tacto y dolor, incluyendo el síndrome del miembro fantasma y el dolor neuropático.

“Investigar cómo se origina el desequilibrio interno en estas estructuras cerebrales y buscar formas de restaurar el funcionamiento natural es fundamental para llegar a una mejor comprensión de la patología y proponer nuevas formas de tratamiento”, ha explicado Juan de los Reyes Aguilar.

La farmacología intenta modular la percepción del dolor con mayor o menor eficacia. En busca de nuevas herramientas, el uso de las técnicas de estimulación cerebral no invasiva que se están utilizando en el laboratorio de Exploración funcional y neuromodulación del sistema nervioso (Grupo FENNSI), liderado por , consiste en la aplicación repetida de estímulos magnéticos sobre la corteza cerebral o la utilización de corrientes eléctricas, que generan una modificación en la excitabilidad de la región cortical y causa una reducción de la sensación de dolor.

Estas técnicas se emplean en dolor crónico resistente a los fármacos, incluyendo el dolor neuropático. Los hallazgos del Grupo FENNSI se han concretado recientemente en un neurocasco que se probará en pacientes con lesión medular crónica que sufran dolor neuropático.

Por otra parte, un equipo multidisciplinar del Hospital Nacional de Parapléjicos, coordinado por los doctores , Julian Taylor y , ha desarrollado una metodología basada en técnicas de imagen, que permite visualizar la presencia de dolor en pacientes con esguince cervical crónico tras un accidente de tráfico e identificar a las personas con mayor predisposición al dolor crónico en el futuro.

El Hospital Nacional de Parapléjicos cuenta con una , cuyo responsable es el doctor , que trabaja integrada dentro de un equipo multidisciplinar junto con Psiquiatría, Psicología, Neurología Funcional y Rehabilitación. Desde el año 2010 existe un grupo de trabajo de ‘Hospital sin Dolor’ encaminado a concienciar a todos los profesionales sobre su importancia y correcto tratamiento en pacientes.

Además de Parapléjicos, la Sociedad Española del Dolor ha distinguido al , el , , por su película ‘Dolor y Gloria’, el cantante Rayden, y el programa de RNE ‘No es un día cualquiera’.