El sello ha sido entregado durante un acto celebrado este martes en el que han estado presentes el presidente de Solimat, Ángel Nicolás; el director gerente de la entidad, ; el director de calidad y organización de Solimat, ; la director del Esquema de Reconocimiento del en Gestión, Susana Fábregas, y el director técnico y auditor jefe de SGS ICS Ibérica S.L., Oswaldo González.

Según Nicolás, “todo el mundo de la mutua ha participado activamente en conseguir este esquema de mejora continua de la calidad” y continuarán hasta conseguir el 500+ porque “así debe ser” y “nos enorgullece tremendamente”.

Con este sello, ha explicado, desde Solimat se puede recomendar a las empresas asociadas que se lancen a conseguir este sello porque “es un magnífico modelo de gestión, que mejora la competitividad y la calidad de todos los procesos”.

De su lado, Fernando Castillo ha señalado que “tener el modelo EFQM implica te permite un sistema de gestión estructurado, orientado a todos los grupos de interés y realizar evaluaciones integrales en toda la organización”.

En resumen, ha dicho, “ayuda al aumento de la competitividad y al desarrollo de la estrategia sostenible entendiendo por sostenible enfocar la estrategia a todos los grupos de interés”.

A preguntas de los medios, Castillo ha manifestado que no se fijan plazos concretos para obtener los sellos porque “el fin es la mejora de la organización” y “mejorar año tras año”.

Susana Fábregas ha mencionado que Solimat es “un ejemplo de compromiso que lleva más de 10 años trabajando con el modelo y han tenido una gran evolución. Empezaron con el Sello de Compromiso, a los dos años obtuvieron el sello 300+ y ahora, dos años después, el 400+”.

RECONOCIMIENTO A NIVEL NACIONAL Y EUROPEO

En este sentido, ha animado a la mutua castellano-manchega a “seguir por este camino” y obtener en dos años o cuatro el 500+ porque estos sellos reconocen a nivel nacional y europeo “a las organizaciones que trabajan para mejorar su sistema de gestión”.

Por último, Oswaldo González ha concluido señalando que lo importante de es Sello de Excelencia es “la utilización que puede hacer la empresa de él”, como “herramienta de autoevaluación y mejora de la organización”.

Así, en esta evaluación a Solimat, “se destacaron, entre otros, aspectos positivos como la ampliación de la red, la cercanía a los mutualistas, estandarización de procesos o comportamiento transparente, entre otros”.