Antes de participar en un congreso sobre este asunto en , ha puesto el acento en que la quinta parte de ese absentismo corresponde a trabajadores que automáticamente se dan de alta cuando son llamados a una revisión. “Tan pochos no estarán”, ha lamentado.

Para solucionarlo, propone que las mutuas puedan gestionar las prestación además de pagarlas. “Me resulta curioso que en el Congreso se debatan asuntos que suponen mi millones de euros y esto que supone 70.000 no tiene un debate nacional en profundidad”, ha indicado, para añadir que las mutuas han cerrado 2016 con unas pérdidas de 341 millones de euros.

“Reclamamos que nos dejen dar las altas y las bajas. Tenemos los mismos procesos que la Seguridad Social, y aunque hacemos las pruebas con los mismos aparatos luego no sirven”, ha criticado Nicolás, para quien el único escollo es la ley de Mutuas en vigor.

Según ha dicho, hay casos en los que una baja que debería durar 15 días se puede alargar hasta seis meses solo por el tiempo de espera para que el paciente sea sometido a una prueba diagnóstica.

En su opinión, con mecanismos que dieran más competencias a las mutuas se podrían ahorrar hasta 16.000 millones de euros a las arcas públicas.

JORNADAS

Este jueves más 100 personas, provenientes de diferentes puntos de la región han participado en la jornada ‘El compromiso con la empresa. Cómo frenar el absentismo laboral’, organizada conjuntamente por APD y Solimat, en colaboración con Fedeto.

Esta jornada, que ha profundizado en la situación del absentismo laboral y en las soluciones para diseñar medidas que ayuden a reducirlo, ha sido inaugurada por el consejero de APD, y Ángel Nicolás.

Rodríguez ha indicado que el absentismo laboral es un problema para las empresas, las personas y la sociedad y que existen dos vías para reducirlo. Por un lado, con control y sanción y, por otro, buscando un mayor compromiso de los trabajadores.

De igual forma, el consejero de APD ha expuesto que, “según el V Informe de , la tasa de absentismo laboral se agudizó en 2015 hasta llegar al 4,7 %.”. Además, ha asegurado, “el coste directo de la Incapacidad Temporal para las Empresas fue de 3.857,25 millones de euros y el coste de oportunidad en términos de la producción de bienes y servicios que se dejaron de producir ascendió a 52.387,15 millones de euros”.

Por su parte, Nicolás, ha señalado que “19 de las 20 mutuas existentes en España hemos sumado unos excedentes de 804 millones de euros en Contingencia Profesional; por el contrario, estas mismas mutuas hemos generado 341 millones de euros en pérdidas en Contingencia Común”.

En este sentido, Nicolás ha afirmado que “si dejaran actuar a las mutuas ahorrarían al Estado 16.000 millones de euros” ya que actúan “muy rápidamente y acortan los procesos”.

La jornada ha estado dividida en dos paneles: uno con un enfoque legal y otro centrado en la gestión de los recursos humanos. Expertos de la administración y de la empresa han participado en ellos, aportando su conocimiento y punto de vista sobre este aspecto tan importante como es el absentismo laboral.

, director territorial de Inspección de Trabajo y Seguridad Social; , gerente de Coordinación e Inspección del Sescam; , médico asistencial de Solimat; , de y , Directora de Recursos Humanos de Solimat, han sido algunos de los ponentes de la jornada, ha informado la mutua en nota de prensa.