La consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, , ha destacado la importancia de fomentar el enoturismo en la región, ya que “permite un diálogo directo entre el bodeguero y los amantes del vino, a la vez que ayuda a fidelizar a los clientes”.

Así lo ha señalado esta mañana en (), donde ha visitado la Cooperativa Virgen de las Viñas en el marco de la ‘Jornada de Puertas Abiertas en las Bodegas’, una de las actividades que forman parte de la Cumbre Internacional del Vino.

Soriano ha animado al sector a impulsar en mayor medida el enoturismo, “porque no hay nadie mejor que los propios elaboradores para explicar de forma directa a los potenciales consumidores la riqueza y variedad de nuestros vinos”.

La consejera ha señalado que “a veces en el mundo del vino se manejan a veces un lenguaje y unos códigos que no entiende el público no iniciado, y se corre el riesgo de perderlos como consumidores. Por ello, ha apostado por “acercarse a todos los tipos de clientes, porque no hace falta ser un gran entendido para disfrutar del buen vino”.

Asimismo, ha afirmado que “en Castilla-La Mancha hay vinos de calidad para todos los tipos de clientes y bolsillos”, por lo que abrir las bodegas y darlo a conocer “supone un paso importante de cara a fomentar la cultura del vino y ganar nuevos consumidores”.

María Luisa Soriano ha detallado que finalmente 90 bodegas de las cinco provincias se han sumado a la “mayor acción de turismo enológico que se ha realizado en Castilla-La Mancha en un solo día”, lo que ha sido posible “gracias a la colaboración de los bodegueros y cooperativas, que han acogido de manera excepcional esta iniciativa”.