De este modo ha reaccionado la consejera al ser preguntada sobre las reticencias de los agentes medioambientales a la futura Ley de Montes pues, entre otras cosas, consideran que supedita su actuación y trabajo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Según la titular de Agricultura, esta nueva norma se adapta a circunstancia actuales, es una ley “moderna”, respetuosa con el medio ambiente y con los agentes de la autoridad.

“No comparto esa opinión ni entiendo la polémica suscitada porque la ley no afecta al trabajo de los agentes medioambientales ni cambia nada. Siguen siendo agentes de la autoridad que tienen que trabajar por y para mejorar la conservación de la naturaleza”, ha dicho.

Soriano, que ha insistido en que la tramitación que estos agentes pueden hacer desde el punto de vista administrativo y sus sanciones seguirán igual, ha matizado que ante indicios de delito la actuación corresponde a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.