Por provincias, el stock de vivienda ha disminuido en las cinco de la Comunidad Autónoma, de tal manera que en la de Albacete el descenso ha sido del 3%, hasta las 3.495 unidades; en Ciudad Real del 2,46% menos, hasta las 11.453 unidades; en Cuenca del -3,63%, hasta las 3.238 unidades; en la provincia de Guadalajara del -9,26%, hasta las 1.098 viviendas, y en la de el stock se ha reducido un 1,41%, hasta las 20.714 unidades.

A nivel nacional, el stock de vivienda se ha reducido hasta las 459.876 unidades en 2018, un 3,6% por debajo de la cifra registrada un año antes.

Esta reducción, según Fomento, ha situado el stock en mínimos desde 2007. El total de inmuebles no incluye viviendas a la venta, es decir, “son viviendas que jamás se han vendido ni han experimentado ninguna transmisión”.

Por comunidades autónomas, el stock acumulado ha descendido en todas las regiones menos en Canarias, donde se ha experimentado un incremento de apenas un 1%. En el lado contrario, destacaron las caídas superiores al 10% registradas en País Vasco y .

Comunidad Valenciana (86.137 viviendas), Cataluña (73.048) y Andalucía (69.327) acumulan todavía el 49,7% del stock total nacional, mientras que , y Extremadura son las comunidades con menor porcentaje sobre el total nacional.

Según Fomento, en España, el porcentaje de stock sobre el parque de viviendas es de casi el 2%. Las comunidades con una acumulación superior al 3% son y Castilla-La Mancha, mientras que Navarra, Cantabria, Extremadura y País Vasco cuentan con acumulaciones sobre su parque por debajo del 1%.