“Estas lluvias no han solucionado la sequía hidrológica, están solucionando la meteorológica y la agronómica, por decirlo de alguna manera, pero no la hidrológica, tiene que llover mucho más para normalizar la situación”, ha valorado Haddad este lunes al término de la reunión de la Mesa de la Sequía, que ha presidido en el Ministerio, y que ha abordado la Ley de Sequía.

Según ha indicado en declaraciones a los medios, la situación es irregular en los territorios. “En Júcar y Segura hay pantanos donde se está recogiendo mucha agua y otros en los que ni una gota”, ha puesto de ejemplo Haddad, que no obstante celebra la “suerte” de que haya habido precipitaciones en el país.

“La situación está mejorando mucho, pero seguimos en sequía”, ha insistido el subsecretario, que ha avanzado que tanto en enero, como en febrero y lo que va de marzo “ha llovido por encima de la media”.

Según ha explicado, a principios de enero el país tenía un déficit de precipitaciones del 33% que, en este momento y gracias a las lluvias de los últimos meses, está en un 10%, lo que supone “una muy buena noticia”. Aun así, ha remarcado que la situación de los embalses era tan “mala” que siguen en una situación “preocupante”.

El nivel del agua embalsada, según ha apuntado Haddad, ha subido en las últimas dos semanas más de seis puntos porcentuales, situándose en el 42% de la capacidad. Si bien, ha comparado los datos con los de otros años, pues en 2017 y en mismas fechas la capacidad de las cuencas y embalses era de un 55%, mientras que hace una década la media se situaba en un 65%. “En ningún caso hay que bajar la guardia”, ha dicho.

Durante la reunión, Haddad ha informado a las Organizaciones Profesionales Agrarias más representativas y a Cooperativas Agroalimentarias del contenido de la recién aprobada Ley de medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía. Tanto el subsecretario como los principales representantes de las organizaciones han valorado ” muy positivamente” esta nueva ley.

FISCALIDAD

Uno de los bloques que se ha tratado durante la reunión ha sido la fiscalidad. El Ministerio cada año hace seguimiento de todos los daños ocurridos y de su importancia, para tenerlo en cuenta a efectos fiscales, proponiendo al una reducción de los índices o módulos del régimen de estimación objetiva del IRPF de aquellas producciones afectadas por las distintas adversidades climáticas acontecidas durante el año, con el fin de ajustar la capacidad contributiva de los agricultores en las regiones afectadas a las circunstancias reales del año agrícola.

Respecto a la orden de módulos de 2018 referente a los daños de 2017, ya se está trabajando en la elaboración del informe correspondiente con el objetivo de poder adelantar la publicación de la Orden, dando así respuesta a las necesidades del sector en un año en el que la sequía ha sido tan importante.

Según ha indicado Haddad, en la reunión se ha abordado las medidas fiscales también en el ámbito energético —y que atañe a otros ministerios— que responde a las “reivindicaciones históricas de los regantes”. Haddad afirma que Medio Ambiente está a la espera de que Energía desarrolle la reglamentación de dichas medidas.

Asimismo, Haddad ha comunicado que se está analizando el Fondo extraordinario de crédito por si el seguro agrario español no cubre los daños por sequía.

MEDIDAS MÁS VALORADAS

Para , de ASAJA, hay tres puntos muy interesantes para la organización: las medidas fiscales, la dotación de seguro combinado en incremento y también, la reivindicación “histórica” por parte de ASAJA del 2008, que es que los regantes puedan elegir entre dos potencias de regadío.

Por su parte, el secretario de Agricultura de la UPA, , ha destacado de esta nueva Ley las ayudas a regantes por la sequía, ya que a su juicio, con el Real Decreto “no eran suficientes” porque “se quedaba corto”, y ha insistido en la importancia de que esta Ley tenga presupuesto. “El presupuesto sería todo, si esta Ley tiene presupuesto, creo que va a ser buena, si no tiene presupuesto será una ley más que no servirá de nada, ni para sequía ni para inundaciones ni nada”, ha avisado.

También el director general de cooperativas agroalimentarias, , ha expresado su satisfacción por lo aprobado en la reunión sobre esta Ley. Para Herrero, lo más “novedoso” es el artículo que se refiere a la dotación presupuestaria del Plan de seguros agrarios, que refuerza las gestiones que desde el Ministerio se venían haciendo para evitar que las subvenciones se tuvieran que reducir por el aumento de contratación.

Asimismo, ha destacado la propuesta de que el contrato de energía sea con dos tramos, así como el establecimiento del importe del agua desalada a 13 céntimos por metro cúbico y ha calificado de “interesante” la propuesta de un de Agua, “que se puede implantar y que podría facilitar la cesión de derechos de uso dentro de las cuencas”.