Según consta en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) y recoge Europa Press, podrán ser beneficiarios de las ayudas las empresas ya sean personas físicas o jurídicas y las sociedades laborales o cooperativas que incorporen trabajadores como socios trabajadores o de trabajo en el régimen de Seguridad Social propio de los trabajadores por cuenta ajena.

También serán beneficiarias las comunidades de bienes, las sociedades civiles, las uniones temporales de empresas y las entidades sin ánimo de lucro que realicen contrataciones de trabajadores con discapacidad.

El objeto de la norma es regular el procedimiento de concesión de subvenciones destinadas a favorecer, a través de la contratación laboral indefinida, la integración laboral de personas con discapacidad en el mercado de trabajo y fomentar la estabilidad en el empleo; así como a facilitar la adaptación a puestos de trabajo de personas con discapacidad.

Para ello, el decreto prevé dos líneas de ayudas: La ‘Línea I’ para la contratación indefinida y transformación de contratos de personas con discapacidad, que pueden ser de dos tipos, y la ‘Línea II’ para la adaptación a puestos de trabajo de personas con discapacidad.

La cuantía de las ayudas es, para la ‘Línea I’, de una subvención de 4.000 euros por cada contrato celebrado a tiempo completo, que se podrá incrementar en 1.300 euros si la persona contratada es hombre o 2.000 si es mujer, siempre que la contratación cumpla que la oficina de empleo participe en la intermediación o que el contrato indefinido que realice la entidad beneficiaria con una persona discapacitada, sea el primer contrato indefinido que formaliza dicha entidad.

Asimismo, en este apartado la subvención será de 2.200 euros si la persona contratada es hombre o 2.800 euros si es mujer, siempre que se realice con persona con parálisis cerebral, con enfermedad mental o con discapacidad intelectual, con un grado reconocido igual o superior al 33%, que se realice con personas con discapacidad física o sensorial, con un grado reconocido igual o superior al 65% o que se realice con persona con discapacidad, con edad igual o mayor de 45 años.

En cuanto a las subvenciones de la ‘Línea II’, consistirán en una subvención, como máximo, de 901,52 euros por contrato.