En rueda de prensa, el portavoz del equipo de Gobierno, José Gutiérrez, ha asegurado que el Gobierno de ha cuadrado las cuentas de 2017 “a martillazo limpio” y a costa “de las espaldas” de los talaveranos, a quienes ha enviado las plusvalías sin tener en cuenta la sentencia del que impide cobrar este impuesto cuando no se han producido ganancias económicas por la caída del precio de la vivienda.

A este respecto, Gutiérrez ha lamentado la aplicación de este impuesto de plusvalías cuando en Talavera ha habido una devaluación inmobiliaria con bajada de precios en todos los bienes inmuebles, lo que considera además una “osadía” del equipo de Gobierno.

En su opinión, esto puede suponer que en las próximas semanas se produzca un “caos administrativo” en el Ayuntamiento con miles de reclamaciones de devolución de plusvalías.

Respecto al IBI, Gutiérrez ha explicado que los talaveranos están recibiendo cartas que recogen las actualizaciones de los últimos cuatro años, de hecho ha afirmado que se han remitido unas 1.600 cartas con liquidaciones de dicha actualización por un valor cercano al millón de euros.

A esto se suman las críticas del portavoz socialista por no haber tenido en cuenta la sentencia que da la razón a los propietarios de terrenos rústicos a los que se les obliga a pagar impuestos como terrenos urbanos, lo cual va a suponer que el Ayuntamiento tenga que devolver medio millón de euros.

PARA EL TREN

Por otra parte, Gutiérrez ha explicado que van a presentar una moción al próximo pleno solicitando la “unidad de acción” de los grupos municipales para exigir a un trato “igualitario” en las inversiones previstas para el tren, en cuanto a la electrificación y desdoblamiento de la vía.

En este sentido, ha lamentado que el impulso por parte del Ministerio tanto a la inversión de 67 millones de euros para el tramo Fuentes Oñoro-Salamanca como al Eje 16, que conllevará el transporte de mercancía de Sines para ---, lo que deja a Talavera “en tierra de nadie”.

“No tiene sentido que sigan hablando de plataforma logística, porque no habrá mercancías que transportar, ya que saldrán por abajo o por arriba, tanto las procedentes de América o de Europa”, ha indicado.

Para Gutiérrez, sin mercancías que recoger y enviar, “no hay plataforma logística”, a lo que ha añadido que “está claro que el paso de mercancías es incompatible con el actual estado de las vías de ferrocarril en la línea Madrid-Talavera-”.