A preguntas de los periodistas, el edil ha considerado que se debe actuar en el mantenimiento de teatros, bibliotecas o museos, ya que sufren un “importante desgaste debido a la gran afluencia de público”, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Respecto al Teatro Victoria ha dicho que ahora “da gusto verlo, parece otro”, considerando que desde el OAL de Cultura “no se va a centrar solo en la programación sin apoyar el mantenimiento de las estructuras, porque si no nos quedaría un elemento muy simplista de la cultura”.

Por eso, ha defendido que ahora que se va normalizando la situación en términos presupuestarios, poco a poco, se va a continuar con las acciones para mejorar las instalaciones.

Gil ha defendido esta actuación de urgencia para el acondicionamiento de este teatro, ya que “la imagen de este edificio es parte de la imagen de la cultura de Talavera, por lo que debe ir en consonancia con la singularidad de esta joya arquitectónica talaverana”.

En el caso del Teatro Palenque se va a actuar también para eliminar ciertas humedades, se van a sustituir las cortinas y se van a tapizar las butacas, además de renovar parte del material para iluminación y sonido en varias dependencias municipales destinadas a cultura. En el año 2020, ha dicho, “aparte de hacer una buena programación cultura, vamos a seguir trabajando para recuperar estos espacios culturales para el uso y disfrute de toda la ciudadanía”.

También a la Biblioteca Municipal Niveiro-Alfar El Carmen se va a hacer “la actuación más importante”, ya que, según ha explicado, debido a los problemas que hubo en su desarrollo y puesta a punto de la obra “se quedaron algunas cosas a medio hacer y vamos a intentar rematarlas bien”.

Así, ha detallado que este jueves vendrá el arquitecto a visitar la instalación para dar una vuelta y considerar qué mejoras hay que acometer, aunque ha avanzado que podrían ser el tratamiento de humedades, poner en valor los hornos o rematar el suelo para que sea más resistente y atractivo.

También a preguntas de los medios, ha avanzado que el edificio de San Prudencio se va a utilizar como sala de exposiciones y conferencias, adelantando que el 31 de enero se acogerá una muestra sobre arte contemporáneo.

Sobre la posibilidad de implantar ahí un museo ha reiterado que es algo “muy alejado de la realidad”, insistiendo en que el anterior Gobierno convenió una cesión durante cuatro años, pero después la propiedad puede decidir darle otro fin. “Los museos deben estar en edificios públicos o municipales”, ha considerado.

Respecto al resto de oferta cultural que se podría desarrollar en San Prudencio ha dicho que se están barajando varias posibilidades para el año próximo.