La entrada de aire muy cálido procedente del continente africano, junto con las condiciones de inestabilidad atmosférica y la fuerte insolación propia del verano, provocará un aumento de las temperaturas a partir del próximo miércoles por encima de los 40 grados.

Según la (Aemet), el termómetro rebasará los 35 grados en amplias zonas del interior peninsular, siendo bastante probable que alcancen e incluso superen los 40 grados en áreas del centro, interior de la mitad sur y cuadrante nordeste.

Los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir serán las zonas más afectadas por este episodio de calor, pudiéndose alcanzar o incluso superar los 42 grados en algunos puntos, sobre todo en el valle del Ebro durante el jueves, viernes y sábado.

Además, las temperaturas mínimas serán también significativamente altas, manteniéndose por encima de los 20 grados en amplias zonas, e incluso podrían no bajar de los 25 grados en el interior de la mitad sur y centro peninsular, valle del Ebro y área mediterránea.

En podrán superarse los 35 grados, sobre todo en el interior de Mallorca. Sin embargo, Canarias, así como probablemente , y , no se verá afectada por esta situación.

A su vez, la Aemet informa de que es posible que las altas temperaturas persistan, al menos, hasta el próximo domingo 30 de junio y no descarta que puedan prolongarse durante los primeros días de julio en algunas zonas.

Debido a la intensidad y duración del episodio, esta situación será calificada como ola de calor emitiéndose el correspondiente aviso especial en los próximos días.