El portavoz de la AEMET, del Campo, ha indicado a Europa Press que este martes será aún un día de inestabilidad que dejará lluvias fuertes y persistentes y con tormentas en y también se producirán precipitaciones en el resto de la mitad oeste, en Baleares, Pirineos y en el resto de Cataluña, donde habrá intervalos nubosos y algunas precipitaciones que serán más probables a partir del mediodía y durante la tarde.

En Canarias se esperan lluvias en el norte de las islas más montañosas ya que el archipiélago recupera su régimen habitual de alisios después de varios días de precipitaciones abundantes a consecuencia de la Depresión en Niveles Altos de la Atmósfera (DANA).

La cota de nieve comenzará el día en torno a 1.000 o 1.000 metros pero a lo largo de la jornada subirá hasta los 1.300 a 1.500 metros en toda la Península. Las temperaturas diurnas ascenderán en el Cantábrico mientras que descenderán ligeramente en el resto.

Los vientos soplarán fuertes del oeste en el litoral cantábrico y en la mitad sur.

En cuanto al miércoles, Del Campo ha pronosticado precipitaciones en el tercio norte de la Península, Galicia, Cantábrico, norte de la meseta norte, Pirineos y también se esperan en el sistema Ibérico y en el Central. Así, las precipitaciones serán “débiles” y “algo más intensas” en el Cantábrico oriental y en puntos de la mitad sur podría haber lluvias débiles igual que en el norte de Cataluña y en Menorca.

Sin embargo, ha añadido que en el resto de la Península no va a llover aunque podría haber algún intervalo nuboso que dejara algo de precipitación. Estas precipitaciones serán de nieve a partir de 1.300 a 1.500 metros y las temperaturas apenas experimentarán variaciones y aunque subirán ligeramente en el suroeste de la Península, en especial en Extremadura y Andalucía occidental.

Respecto al jueves, ha señalado que remitirán las precipitaciones que apenas quedarán limitadas a puntos del Cantábrico, en Menorca y norte de Cataluña donde habrá lluvias que en general serán débiles. En el resto, el portavoz no prevé lluvias y sí cielos “cada vez más despejados” y con una cota de nieve sin cambios, entre 1.300 y 1.500 metros.

Las temperaturas máximas subirán pero bajarán las mínimas y se esperan heladas débiles, de hasta -2 grados centígrados en la meseta y de hasta -4 o -5ºC en zonas de montaña.

Del Campo ha señalado que el viernes y el sábado serán días con cielos nubosos y precipitaciones en general débiles en el extremo norte, en Pirineos y cantábrico oriental así como en otros puntos dispersos del cantábrico, donde podría haber precipitaciones débiles, igual que en Menorca y en los sistemas béticos y las sierras del sureste peninsular.

Los termómetros ascenderán durante el día y las nocturnas no tendrán cambios, de modo que seguirán las heladas débiles en la meseta y zonas de montaña de la mitad norte.

De cara al Domingo de Ramos y lunes y martes de , el portavoz ha adelantado que el domingo podría haber algunas lluvias débiles en Baleares, pero “parece que serán débiles”. Mientras, del lunes y el martes señala que podrían registrarse precipitaciones en el tercio norte peninsular.

Por último, ha añadido que aunque no está aún claro, parece que las temperaturas máximas subirán y al menos el lunes y el martes, también las mínimas, de modo que remitirán las heladas, aunque se esperan “madrugadas frías”.

En concreto, ha apuntado que desde el martes al viernes se esperan en máximas de 15 a 17 grados centígrados (ºC) y mínimas entre 2 y 4ºC; Santander, máximas de unos 15ºC y las mínimas de 8 a 10ºC; en pasarán de los 15ºC el martes y miércoles a alcanzar 20ºC el viernes, con mínimas en torno a 5ºC.

Las temperaturas en rondarán de martes a viernes los 20ºC de máxima y los 10ºC de mínima; y en tendrán 21ºC de máxima y 10ºC de mínima. En , por su parte, de martes a jueves la máxima estará en 13ºC y el viernes ascenderá a 16ºC y las mínimas pasarán de los 4ºC el martes y miércoles a los 0ºC del jueves y viernes. Por último, ha indicado que en la máxima oscilará entre 16 y 19ºC de máxima y las mínimas, de 5 a 7ºC.