A preguntas de los medios, durante su visita a la plaza San Fernando de la capital regional, Tolón ha explicado que habló con García-Page tras ese encuentro y éste le transmitió la “buena sintonía” habida en “cuestiones importantes que nos afectan” como el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas, cuya solución “está encima de la mesa”, el tren de Talavera y el de .

También la “voluntad de reconsiderar las políticas trasvasistas que durante muchos años han llevado los diferentes gobiernos de España”, donde ha defendido que hay que “tener solidaridad con todos los territorios, también con el Levante, que necesitan el agua, sin perjudicar a nuestro territorio, que también lo necesita”.

Sobre este último aspecto, ha valorado que lo “importante” es que el “sea receptivo a las reivindicaciones de Castilla-La Mancha, porque hasta ahora nunca lo ha sido, siempre hemos obtenido un no por respuesta”, mientras que ahora el “ve que una puerta importante al trasvase son las desaladoras”.

“Fue una reunión importante, era necesaria para que Sánchez sepa cuáles son las necesidades de nuestra tierra y todo lo que sea negociar, hablar, discutir, debatir en todo en la vida, es positivo”.