En concreto, el portavoz adjunto de la AEMET, del Campo, ha explicado a Europa Press que este será un fin de semana marcado por la vuelta de los chubascos y tormentas, que empezarán este mismo viernes, con precipitaciones localmente fuertes y persistentes en y no se descarta que sean localmente fuertes en Baleares, en el sistema Ibérico y sierras del sudeste, donde serán puntualmente fuertes y acompañadas de granizo.

Tampoco se descartan en el entorno de Pirineos, en la zona más oriental de -La Mancha y en el resto de Cataluña.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha añadido que el sábado seguirán los chubascos en Valencia donde estarán acompañados por tormentas ocasionales y por la tarde, de forma ocasional, en Pirineos, este del sistema Ibérico, este de Castilla-La Mancha y sierras del sudeste peninsular.

Además, ha advertido de que se prevén también tormentas secas en el sureste de Castilla-La mancha, interior de y la mitad oriental de Andalucía y ha subrayado que este tipo de actividad tormentosa con ausencia o escasa precipitación pero con rachas de viento muy fuertes puede aumentar el peligro de incendios forestales.

De hecho, ha recordado que el incendio de Llutxent, cerca de , que ya es el peor fuego de este año en España, se inició a consecuencia de un rayo de una tormenta que dejó poca precipitación.

El domingo por la tarde se producirán chubascos en el sistema Central, cordillera Cantábrica y, sobre todo, en el cuadrante nordeste, y podrían ser localmente fuertes y con granizo en Pirineos y Sistema Ibérico.

Además, la segunda mitad del domingo también pueden producirse lluvias en el noroeste de que podrán extenderse también al resto del Cantábrico al final del día, mientras en el resto de España se espera un fin de semana de tiempo estable.

En cuanto a las temperaturas, Del Campo ha apuntado que este sábado se prevé un ascenso acusado en el norte de la Península y que superarán los 35 grados centígrados en el suroeste, en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir, e incluso en zonas de la campiña cordobesa podrán rozar los 40ºC.

En Castilla y y en el valle del Ebro, por su parte, se alcanzarán unos 32 a 34 grados centígrados, y cerca de los 30ºC estarán en Galicia, e incluso 32 grados centígrados marcarán en , mientras en la costa cantábrica no superarán los 25 o 26 grados centígrados. “En definitiva, un calor de agosto moderado y llevadero con temperaturas normales y de tres a cinco grados por encima de lo normal en el norte”, ha comentado.

Las temperaturas descenderán y en algunas zonas permanecerán sin cambios en el área mediterránea y subirán en el resto de la Península. En Canarias no se prevén variaciones significativas de las temperaturas.

El domingo subirán en el Cantábrico oriental donde podrán alcanzar 35 grados centígrados y será un día parecido, con tormentas que se limitarán un poco más limitadas al nordeste, sobre tormentas fuertes con granizo.

En cuanto al viento de este fin de semana en Canarias soplarán alisios y habrá viento de levante en el Estrecho, con algunos intervalos de viento fuerte.

No se pueden descartar tormentas en el resto del tercio norte y en otros puntos de la mitad oriental y las más fuertes en el nordeste. Las temperaturas el domingo no variarán demasiado aunque subirán sobre todo en el nordeste y se repetirán los 35ºC en las mismas zonas del día anterior y también en , y en la provincia de y rozarán los 40ºC en el valle del Guadalquivir.

El domingo por la tarde se acercará un frente atlántico a Galicia que dejará precipitaciones que se irán extendiendo al Cantábrico y el lunes barrerá el extremo norte y dejará chubascos, acompañados de tormenta por todo el tercio norte y nordeste y podrán ser especialmente fuertes y con granizo en el País Vasco, , , Cataluña y el entorno del sistema Ibérico. En otros puntos del interior de la mitad oriental también puede haber tormentas pero menos intensas.

INICIO DE SEMANA

Las temperaturas bajarán al paso del frente, el lunes en la mitad oeste mientras subirán en el Mediterráneo y el martes al revés. Así, el lunes no llegarán a 35ºC más que en el valle del Guadalquivir, en la depresión central del Ebro y en las comunidades levantinas. En el resto, según del Campo, las máximas en Galicia y comunidades cantábricas se quedarán entre 22 y 24 grados centígrados; de 28 a 30ºC en la meseta norte y entre 32 y 34 grados centígrados el resto y Baleares.

El martes y el miércoles “serán días similares” y continuarán las precipitaciones en el tercio norte peninsular y podrán ir acompañadas de tormentas en el tercio este, Navarra, Aragón, Cataluña, entorno del sistema Ibérico y en el resto se espera tiempo estable.

El miércoles los termómetros llegarán a valores similares a los del día anterior aunque subirán también en el tercio este de modo que durante la parte central de la semana se prevén de 32 a 35ºC en el centro, sur y en el valle del Ebro, en la meseta norte unos 30ºC y unos 24 o 25ºC en el Cantábrico.

“Es un valor moderado, aunque en el norte están algo por debajo de la media para el mes de agosto. Este martes incluso, unos cinco grados por debajo de lo normal en zonas de Aragón y Castilla y León y el miércoles se situarán en torno a los valores normales y algo más frescas de lo normal en el norte. En definitiva, “un calor propio de agosto pero sin exageraciones”, comenta.