Para ello, se habilitarán más de 6.000 urnas, algunas reparadas o sustituidas, ya que muchas de ellas han quedado inutilizadas por los efectos del temporal del pasado verano. En concreto, se han repuesto 68 nuevas cabinas y hasta 48 urnas.

Según los datos expuestos este jueves en rueda de prensa por el delegado del Gobierno en la región, , del total de votantes 33.374 son residentes habituales en el extranjero. Hay un aumento del 17,8% de petición de voto por parte de residentes en el extranjero con respecto al mes de abril; mientras que el voto por correo ha experimentado una reducción del 17,5% de solicitudes.

Francia, Alemania, Argentina, Reino Unido y Estados Unidos son los países desde donde más se solicita el voto por parte de los castellanomanchegos.

En el dispositivo de seguridad del domingo se va a movilizar a 19.253 personas para velar “por el normal desarrollo de la jornada”, de los cuales 6.000 serán miembros de las distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y policías locales.

Se desembolsarán 2,8 millones de euros para afrontar toda la logística material necesaria, aunque el delegado del Gobierno ha precisado que estos datos son “parecidos a los del 28 de abril”.

Tierraseca ha recordado que las juntas electorales se dedicarán a velar “por la aplicación de la ley electoral” durante la jornada del domingo, algo que se realizará a través de las cinco juntas provinciales y las de zona.

La labor de control del censo electoral estará encomendada a la oficina del censo, que depende del . Por su parte, Delegación y subdelegaciones “supervisarán toda la logística de la convocatoria electoral”.