Un total de 85 mujeres y 35 hombres con edades comprendidas entre los 18 y los 60 años, participan en las nuevas Lanzaderas de Empleo de Albacete, Alcázar de , Ciudad Real, , y para activar, mejorar y optimizar su búsqueda de trabajo.

Cada lanzadera cuenta con 20 participantes, que se reunirán varios días a la semana en localidades cedidos gratuitamente por los ayuntamientos. Con la orientación de técnicos especializados, actualizarán sus currículos, entrenarán entrevistas de trabajo y contactarán con empresas para buscar su inserción

Estas seis nuevas Lanzaderas se suman a las 26 realizadas en la región durante los últimos cinco años, en las que han participado 638 personas, de las cuales el 56,9% modificó su situación laboral: el 44,36% encontrando trabajo por cuenta ajena en diversos sectores; el 1,57% poniendo en marcha su propio negocio; y el 10,87% ampliando formación y desarrollando Certificados de Profesionales con prácticas laborales posteriores.

En opinión de la consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, , las lanzaderas de Empleo y Emprendimiento son un programa que “ha innovado en política activa de empleo en tiempos difíciles, con un nuevo enfoque en la intervención con las personas en situación de desempleo”. Ha agradecido a la Fundación , con su presidente al frente, Peridis; a la Fundación Telefónica, y al Fondo Social Europeo, por hacer posible el desarrollo de estos proyectos.

También ha significado la labor de los ayuntamientos, que han colaborado en la selección de los participantes, junto a las Oficinas Emplea, además de poner a disposición del proyecto un espacio en el que desarrollar las actividades.

Perfil de los participantes

Las seis nuevas lanzaderas están integradas por personas con distintos perfiles: sin estudios, Graduado Escolar, ESO, Ciclos Formativos de Formación Profesional, Bachiller y estudios universitarios. Hay quien busca su primer trabajo y quien busca una oportunidad tras quedarse en paro tras años de experiencia en diferentes sectores, como sanidad, administración, comunicación, ganadería, medio ambiente, energías renovables, turismo, comercio, hostelería, educación, ingeniería, informática o arquitectura, entre otros.

Cultura colaborativa

Los técnicos de la Fundación Santa María La Real que han realizado el proceso de selección en cada ciudad y que gestionarán el programa durante los próximos meses explican que cada lanzadera está integrada por un grupo heterogéneo, con experiencias muy variopintas, cuya labor ahora es convertirse en un equipo y compartir un mismo objetivo: ayudarse mutuamente para mejorar sus habilidades profesionales, emprender una búsqueda de trabajo más proactiva y coordinada, para contar con nuevas oportunidades laborales.

“En su mayoría quieren reciclar conocimientos y habilidades digitales, aprender a actualizar su currículum y actuar bien en una entrevista de trabajo”, ha apuntado la responsable de la nueva lanzadera de Ciudad Real, .

¿Qué harán en las Lanzaderas?

A partir de ahora, los participantes se reunirán varios días a la semana y llevarán a cabo diversas actividades para mejorar su empleabilidad: sesiones de inteligencia emocional, dinámicas de comunicación, marca personal y búsqueda de empleo 2.0; entrenamiento de entrevistas; elaboración de mapas de empleabilidad, visitas a empresas y encuentros con responsables de Recursos Humanos con el objetivo de conseguir la inserción de los veinte participantes.

Metodología

“Tenemos evidencia de que la metodología desarrolla por Fundación Santa María La Real para las lanzaderas funciona. Una persona que entra a una lanzadera sale muy distinta, con un crecimiento personal y profesional, y conocimiento nuevas técnicas, que le aportan mayor seguridad y confianza. Los resultados tanto cuantitativos, con una media de inserción laboral del 60%, como cualitativos nos motivan a seguir apostando por este proyecto de mejora de la empleabilidad”, ha dicho el director de Relaciones Institucionales de Fundación Telefónica, .