En esta nueva convocatoria han participado en la región 93 equipos, lo que supone un total de 465 alumnos en los distintos niveles de participación previstos, tercer ciclo de Educación Primaria, primer y segundo cursos de Educación Secundaria Obligatoria y, por último, tercer y cuarto cursos de Educación Secundaria Obligatoria, ha informado la Junta en nota de prensa.

Esta edición del concurso escolar sobre consumo responsable tiene como lema ‘En la publicidad, ¿todo vale?’ y plantea un recorrido virtual por la ciudad de ‘Consumópolis’, durante el cual los equipos participantes tienen que llevar a cabo diferentes pruebas de carácter pedagógico y lúdico que contribuyen a sensibilizar a los escolares de la importancia que tiene el consumo responsable de bienes y servicios, tanto a nivel individual como colectivo, promoviendo la reflexión sobre los diferentes aspectos que conlleva nuestro comportamiento como consumidores y usuarios.

Una vez superado el juego virtual, los equipos deben realizar un trabajo consistente en el diseño, elaboración y presentación de un cartel o valla publicitaria en relación con la publicidad. Como señalan las bases reguladoras del concurso, publicadas en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha el pasado 18 de octubre, el plazo para realizar ambas partes del concurso finaliza el próximo 23 de marzo.

No obstante, para la realización de las actividades los equipos disponen de la ayuda de fichas informativas y pedagógicas disponibles al respecto en la página web del concurso, así como también cuentan con la información que requieran a las instituciones y entidades que trabajan en el ámbito del consumo.

Con estas cifras de participación, y gracias a la colaboración de la Dirección General de Programas, a la Diversidad y Formación Profesional, de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, que ha contribuido a su difusión y fomento de la participación, se pone de manifiesto el esfuerzo realizado por la Dirección General de en la recuperación de unas cotas de participación similares a las habidas en ediciones anteriores a la del año 2011, tras la brusca caída experimentada durante la pasada legislatura.

El balance apuntado supone un ejemplo más del empeño que el Gobierno regional muestra por la educación del consumidor basada en valores y que representa una apuesta de futuro por promover la corresponsabilidad del consumidor desde temprana edad.