Un total de 175 personas han registrado este año su Declaración de Voluntades Anticipadas en Guadalajara, una cifra que supera con creces las registradas en los últimos años, ya que nunca se habían superado el centenar de registros en un año en la provincia. Así se lo ha comunicado la delegada de Sanidad, , a representantes de la asociación Derecho a Morir Dignamente, con quienes ha mantenido una reunión.

La Declaración de Voluntades Anticipadas es un documento por el que una persona, con plena capacidad de obrar y actuando libremente, manifiesta anticipadamente y de forma escrita su voluntad sobre los cuidados y tratamientos que desea o no recibir en aquellos momentos en los que su salud no le permita comunicarlo personalmente. En la misma declaración se puede manifestar también la voluntad de donar los órganos en caso de fallecimiento.

La Declaración posibilita a familiares y profesionales sanitarios conocer las preferencias sobre determinados cuidados y tratamientos en situaciones en las que no sea posible la comunicación con el paciente. Para ello el registro de Voluntades Anticipadas tiene como objetivo la inscripción y custodia de los documentos que recogen las voluntades anticipadas para facilitarlos a las personas que se hayan designado como representantes o interlocutores ante el equipo médico, que podrán ayudarles en la interpretación de las instrucciones contenidas en la Declaración.

En la provincia de Guadalajara la Declaración se registra en la Delegación de Sanidad, en un registro de carácter nacional al que tienen acceso desde cualquier centro hospitalario del país. No obstante, dicha declaración puede presentarse también en el Universitario, en los centros de salud Sur, Balconcillo, Alamín, Cervantes y Los Manantiales, en la capital, así como en los de Azuqueca de Henares, la Campiña, Cabanillas del Campo, , Sigüenza y el consultorio de Alovera, desde donde remiten toda la documentación al registro de la Delegación de Sanidad.

La Declaración de Voluntades Anticipadas se utilizará únicamente en aquellos casos en los que el titular se encuentre en una situación que le impida expresar personalmente su voluntad, ya que mientras conserve esa capacidad siempre prevalecerá ésta sobre lo expresado en el documento.

Asimismo, una vez registrada la Declaración, el interesado puede modificarla o anularla en cualquier momento si cambia de opinión, siguiendo un procedimiento similar al de la inscripción.

Los representantes de la asociación Derecho a Morir Dignamente, entre sus actividades, realizan una difusión de la información sobre el Registro de Voluntades Anticipadas, circunstancia que ha sido reconocida por parte de la delegada de Sanidad, quien les ha agradecido su “colaboración para dar a conocer a la ciudadanía esta opción de registrar como quieren ser tratados en un momento muy especial de su vida, ya que muchas veces hay personas que no han registrado dichas voluntades por falta de conocimiento de esta posibilidad”.