El objetivo fundamental del Ministerio en estos momentos, según ha indicado su titular, es la reducción al máximo de los desplazamientos para favorecer el transporte de suministros y minimizar el riesgo de contagios, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

En este sentido, las medidas adoptadas están cumpliendo dichos objetivos ya que —ha manifestado el ministro— “han supuesto una reducción drástica en el tráfico de pasajeros en todos los modos: el 90% en cercanías, 95% en alta velocidad y larga distancia, más del 90% en carretera y casi el 80% en el modo aéreo”.

En Castilla-La Mancha, los datos —según ha indicado el representante del en la región— “están en la media del conjunto de España, con una reducción en torno al 90% del tráfico por carretera y del 95% en reducción en cercanías y alta velocidad en cuanto al transporte ferroviario”.

El ministro ha recordado la labor que lleva realizando el Ministerio para intentar lograr los objetivos marcados, a través de distintas Órdenes Ministeriales.

Las más recientes, enfocadas a facilitar el transporte de animales, a aclarar las condiciones en que se deberá realizar el servicio público privado complementario y particular en vehículos de hasta nueve plazas y la que determina los establecimientos hoteleros esenciales para permitir el alojamiento y dar servicio de restauración a los trabajadores que deban realizar servicios esenciales.

Respecto a esta última medida, Ábalos ha pedido la colaboración de las Delegaciones del Gobierno para realizar los ajustes y actualizaciones que fueran necesarios para mejorar la prestación de estos servicios.