En nota de prensa, recuerdan que este proyecto quiere edificarse “sobre unas antiguas fincas del alcalde y con múltiples anomalías en el proceso de tramitación y evaluación ambiental”.

“La admisión a trámite del TSJCM es la consecuencia de la demanda presentada ante el silencio administrativo de la Consejería de que no ha contestado al recurso de alzada que presentó la el 26 de febrero de este año”, han asegurado desde la asociación.

Así, explican que la viceconsejería de Medio Ambiente aprobó el 12 de enero de 2018 el expediente AAI-CU-096 Y PROCS-17-0574, por el que se concedía Autorización Ambiental Integrada para el proyecto de construcción de alojamiento para 2.685 cerdas con lechones.

La explotación ganadera proyectada ha generado una “sonora polémica” en la localidad y comarca de Tarancón, según describen desde esta asociación, pues la ubicación de la misma “sobre unos terrenos del alcalde y cuya tramitación de permisos municipales dependerán de él está planeada en la misma linde”, se encuentran “a escasos metros de distancia de una las principales zonas ZEPA de la región”.

Además, se utiliza como propuesta de abastecimiento un pozo de emergencia para situaciones de sequía “afectando las instalaciones a suelo de especial protección, además de encontrarse sobre una masa de agua protegida ‘Sierra de Altomira’”.

Asimismo, según esta asociación, “no consta informe geológico de la zona, ni estudio de fauna ni avifauna, ni vientos, ni se tiene en cuenta en ningún momento que existe el Parque Arqueológico de Segóbriga a los pies de la macrogranja, el parque arqueológico más importante de la Comunidad Autónoma y uno de los principales de España”.

Por otra parte, añaden que la granja se encuentra a unos 2 kilómetros del parque arqueológico de Segóbriga, la misma distancia por la cual otra granja, en el término de Saelices, ha sido rechazada. Según los demandantes, “la autorización podría contravenir también la Ley de Patrimonio”.

Desde la asociación recurrente se muestran satisfechos con la última decisión del Gobierno que “ha archivado el proyecto de macrogranja en la localidad albaceteña de Pozuelo”.