Esta decisión ha quedado ya plasmada en una orden ministerial que próximamente se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE). La decisión se ha adoptado en base a las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura, que estipulan que en nivel tres el Ministerio para la Transición Ecológica podrá autorizar un trasvase de forma discrecional pero motivada.

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, reunida esta mañana en la sede del Ministerio para la Transición Ecológica, propuso un trasvase para el mes de noviembre de 14,7 hectómetros cúbicos (hm3) teniendo en cuenta el informe de situación que había sido presentado por el (CEDEX).

Sin embargo, la propia Comisión también constató la previsión de entrada del sistema en nivel cuatro previsiblemente a primeros de enero, por alcanzarse unas reservas conjuntas en los embalses de Entrepeñas y Buendía inferiores a los 400 hm3. Este nivel cuatro implica la imposibilidad de realizar ningún tipo de trasvase, ni siquiera para abastecimiento.

Asimismo, la ha elaborado un informe específico para la cabecera del Tajo en el que prevé una acumulación media de lluvias para el próximo trimestre que se sitúa en el rango de la normalidad climática, pero esto aplicado al trasvase significa un régimen de aportaciones por debajo del de extracciones.

Por tanto, la decisión de limitar el trasvase a 7,5 hm3 para abastecimiento urbano se fundamenta en la aplicación del principio de precaución, posibilitando así que se pueda garantizar durante más tiempo el uso para consumo urbano restringiendo ya todas las aportaciones que no vayan destinadas a abastecimiento.