La consejera de Administraciones Públicas y Justicia, , hizo entrega a los alcaldes de , , Sigüenza, , y del Rey, , todos ellos de la provincia de Guadalajara, de tres documentos de alto valor histórico y propiedad municipal, que han sido restaurados en el Archivo de Castilla-La Mancha.

Esta actuación ha sido posible gracias a una línea de ayudas a los ayuntamientos puesta en marcha por el Gobierno regional en el año 2009 para la restauración de documentos de los archivos municipales, para la que fueron seleccionados un total de 18 proyectos en el conjunto de la región, y a la que estos tres ayuntamientos fueron los únicos de la provincia de Guadalajara que presentaron solicitud.

Magdalena explicó que “estos documentos reflejan parte de la historia de nuestros municipios y con esta actuación se contribuye a la recuperación de nuestra historia a través de la restauración documental” y es importante que no se pierdan. Por ello, dijo la consejera, los ayuntamientos van a seguir teniendo por parte del , a través de las Consejerías de Cultura, Turismo y Artesanía y de Administraciones Públicas y Justicia, las ayudas que necesiten para el mantenimiento de archivos municipales y la conservación y recuperación de documentos.

La restauración de estos tres documentos en el Archivo de Castilla-La Mancha ha supuesto una inversión de 7.400 euros, dentro de los 36.000 destinados a este fin en el conjunto de la región. Junto con el documento, a cada uno de los ayuntamientos se les ha entregado un informe de la intervención realizada, una ficha con la descripción del documento y un CD con el proceso de restauración.

El documento perteneciente al Ayuntamiento de Molina de Aragón es una Sentencia Arbitraria del año 1407 sobre el deslinde de términos y aprovechamiento de pastos y montes entre el Señorío de Molina y Albarracín. Se trata de un manuscrito sobre pergamino, con tintas ferogálicas, pigmentos y pan de oro, de texto en bloque, con unas medidas de 662 por 680 milímetros.

El documento perteneciente al Ayuntamiento de Sigüenza, el más antiguo de los tres, data del año 1277. Es una carta plomada del rey Alfonso X al Concejo de Sigüenza en la que se comunica el perdón de penas y multas por dehesas rotas, cañadas labradas e impago de tercias. Es un manuscrito sobre pergamino con tintas ferrogálicas, sellado con plomo, con texto en bloque, con unas medidas de 454 por 315 milímetros.

El documento del Ayuntamiento de Torrejón del Rey es un libro de Privilegios de la Jurisdicción del municipio, que data del año 1648. El libro es de encuadernación de pergamino flexible no cosida al lomo, con restos de cierres de cintas de piel al alumbre. Está compuesto por 271 hojas bifolios, agrupadas formando ocho cuadernillos con costura doble. El núcleo del libro es de piel de alumbre y el soporte es papel verjurado de tina. Sus medidas son de 213 por 300 por 35 milímetros.

2,8 millones de euros en ayudas a los archivos municipales

Magdalena Valerio alabó la labor que está realizando el Archivo de Castilla-La Mancha que también está llevando a cabo otros proyectos de restauración documental, como los correspondientes a los planos de demarcación del Distrito Minero de Guadalajara y los de los planos de deslinde de Montes Públicos de las provincias de Cuenca y Toledo.

Además, desde 2008 se está trabajando en la digitalización de documentos tales como los padrones de varones de la Junta Permanente de Toledo durante la Guerra de la Independencia y los planos de montes de utilidad pública de las cinco provincias de la región. Ya están disponibles y accesibles a través de la página web del Archivo de Castilla-La Mancha 1.868 planos digitalizados de montes de Cuenca y Toledo y en breve estarán otros 2.432 planos de montes de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara.

Valerio recordó que las líneas de subvención municipal que se gestionan a través del Archivo de Castilla-La Mancha, dependiente de la Consejería de Administraciones Públicas y Justicia, suman una inversión de 2.811.388 euros en el conjunto de la región. De esa cantidad, unos 2 millones de euros se han destinado a ayudas a la contratación de archiveros municipales, unos 750.000 euros a la instalación y equipamiento de archivos, y 36.000 euros a la restauración de documentos históricos.