En concreto, Isabel Sarrión Fernández, hasta ahora juez de adscripción territorial del , en la provincia de , seguirá en este destino ahora como magistrada; Susana Ruiz Cristina, continuará destinada en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de (Toledo); Hugo Manuel Ortega Martín, proseguirá en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Molina de Aragón (Guadalajara) y Benjamín Sánchez Fernández, continuará destinado en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 de Ciudad Real.

Tras el acto de jura o promesa celebrado en el salón de plenos del TSJCM, con sede en Albacete, el presidente del máximo órgano judicial en la región, , ha destacado el hecho de que los cuatro hayan decidido seguir administrando justicia en los órganos de Castilla-La Mancha, “entre nosotros”, señal de que se encuentran a gusto, que es un destino que personal y profesionalmente les complace y “a mí como presidente del TSJCM me llena de satisfacción”.

ESTABILIDAD DE LAS PLANTILLAS

Rouco ha explicado que este hecho es “síntoma de la estabilidad de las plantillas en los destinos de los jueces y magistrados”, lo cual es “muy beneficioso” también para los órganos judiciales porque muchos de ellos son órganos “muy sobrecargados y con problemas de diverso tipo”. El hecho de que los magistrados tengan un periodo importante de servicios en ellos, “resulta muy beneficioso para el buen funcionamiento de los juzgados y también para el buen servicio a los ciudadanos y a los profesionales que acuden a ellos”.

El presidente del TSJCM se ha referido a los cuatro nuevos magistrados como “excelentes compañeros, que hacen un buena labor y entregan los mejor de ellos mismos al servicio de los órganos judiciales a los que están destinados”, y les ha deseado que sus señas de identidad —la responsabilidad, el rigor profesional, el trabajo callado y discreto, la calidad de las resoluciones judiciales, junto con el buen servicio—, las mantengan en los nuevos destinos que ahora les esperan.

Lo importante, ha añadido, es el buen servicio. “No perdáis la fe, la vocación y las ganas de servir a los ciudadanos y a la justicia”, incluso, ha matizado, a pesar de las dificultades que encuentran por plantillas de personal o falta de medios.

También, el proyecto de Justicia Digital está acarreando, según Rouco, dificultades técnicas y problemas. , les ha animado a proseguir con este reto, “que sin duda contribuirá a que el buen funcionamiento de los órganos judiciales sea mejor, más ordenado y adecuado”. “La justicia no puede permanecer alejada de los nuevos tiempos”, ha apostillado.

El acto, solemne y togado, ha contado con la presencia del fiscal superior de Castilla-La Mancha, ; miembros de la Sala de y amigos y familiares de los nuevos magistrados.