De esta forma, lo ha manifestado la consejera de Fomento, Agustina , durante el acto de inauguración que ha presidido García-Page en las nuevas instalaciones de Sisante, en las que ha detallado la gran envergadura de las obras llevadas a cabo en esta estación de depuración, donde se ha instalado la planta central de transformación y todas las bombas de conexión del grupo, ha informado la Junta en nota de prensa.

Más de 8 kilómetros de tubería de impulsión, 2.400 metros de red de colectores de llegada a planta, más de 30 pozos de registro, un tanque de tormentas con capacidad para 9.000 metros cúbicos, un edificio con sala de control y laboratorio, entre otras características técnicas. Como ha indicado García Élez, “es uno de los proyectos que más satisfacción ha supuesto para el Gobierno autonómico, por la complejidad, la envergadura de la obra y la implicación de todas las partes”, por eso ha agradecido el esfuerzo a las empresas y ayuntamientos en superar todas las trabas, pues eran tres de las 157 depuradoras paralizadas durante la anterior legislatura, que supusieron más de 68 millones de euros de pérdidas.

Como ha recordado la responsable de Fomento, estas tres depuradoras fueron suspendidas en 2011 generando importantes consecuencias medioambientales para estas poblaciones, siendo incluso sancionadas. “Por fin hoy se hacen realidad gracias al compromiso del presidente, pues uno de los objetivos del Gobierno regional desde el inicio de la legislatura es mantener la calidad de las aguas, que sea cien por cien pura y que no contamine los ríos. Y en ese esfuerzo y empeño es en el que estamos”, ha asegurado.

“Un día importante para los municipios y para Castilla-La Mancha en general”, ha destacado García Élez, sobre todo para los municipios, pues no solo se ha tratado de cumplir las necesidades de las tres localidades sino también de proteger el medioambiente y la salud de los ciudadanos.

PROBLEMAS DE SALUBRIDAD

De esta forma, ha añadido que con la puesta en marcha de las tres depuradoras se va a cumplir con una importante función medioambiental, se van a erradicar los problemas de salubridad surgidos en el terreno por la mala depuración y se va a contribuir a la mejora de la calidad medioambiental del río Júcar. “Una demostración palpable de que queremos cuidar de nuestros ríos, que el Gobierno autonómico no solo reivindica el agua para Castilla-La Mancha, que levanta la voz y condena cuando se llevan nuestra agua, sino que seguimos apostando por el medio ambiente y por la calidad del agua, y es el camino que vamos a seguir manteniendo”.

En este sentido, ha recordado el compromiso firme del Ejecutivo autonómico en materia de depuración, así como el esfuerzo para recuperar esas depuradoras paralizadas, de las que ya funcionan 53 y cuatro más se encuentran en ejecución.

El presidente, que ha recorrido la instalación, ha estado acompañado por la consejera de Fomento junto al alcalde de Sisante, ; el vicepresidente de la región, ; el director gerente de la , ; el delegado de la Junta en Cuenca, ; el director provincial de Fomento, ; así como los alcaldes de los otros dos municipios del grupo: Lafuente de Casas de Benítez y .

CARACTERÍSTICAS DEL GRUPO

De forma conjunta, estas depuradoras son capaces de atender un volumen de agua residual del orden de los 2.410 metros cúbicos al día, dando servicio a una población equivalente de 13.567 habitantes. Solo la depuradora de Sisante ha supuesto una inversión de casi siete millones de euros y está diseñada para un volumen diario de agua residual de 1.500 m3, para una población de 7.500 habitantes equivalentes.

La EDAR de Casas de Benítez ha contado con una inversión de más de 2,6 millones de euros, se ha diseñado para un volumen diario de agua residual de 600 m3/día y una población de 4.000 habitantes equivalentes. Además, se ha realizado una estación de bombero situada a las afueras del núcleo urbano para evitar los actuales problemas de olores en el municipio. Y por último, respecto a la depuradora de Pozoamargo, ha contado con una inversión de más de 1,5 millones de euros y se ha diseñado para un volumen diario de agua residual de 310 m3 y una población de 2.067 habitantes equivalentes.