El presidente de -La Mancha, , consideró un verdadero acierto el haber planteado la Universidad regional como un multicampus, ya que eso ha favorecido la democratización del acceso de la enseñanza superior en todas nuestras provincias.

Barreda, que hoy estuvo en el campus de Ciudad Real donde se inauguraron dos nuevos institutos de investigación y el aulario del Edificio Politécnico, repasó la historia de la institución académica desde sus inicios, cuando él mismo, en el cargo de consejero de Educación y Cultura, tuvo que poner en marcha un proyecto que, “tras vencer muchas resistencias, conseguimos que empezara a funcionar”.

El presidente se dirigió a todos aquellos que pusieron en duda la viabilidad de una universidad regional y aseguró que hoy es ya una espléndida realidad organizada en un multicampus que no sólo no ha redundado negativamente en la excelencia de la enseñanza impartida, sino que ahora, transcurridos 25 años, nos permite valorar la importancia trascendental que los más de 60.000 titulados que han salido de la UCLM a lo largo de estos años significan para la sociedad de Castilla-La Mancha.

El jefe del Ejecutivo autonómico puso en duda la viabilidad de la propia Comunidad Autónoma sin la Universidad regional, e insistió en la importancia de poder formar una masa crítica propia que permita a Castilla-La Mancha solucionar sus problemas y gobernarse a sí misma.

En este sentido el presidente recordó cuando previamente a la UCLM existían centros de enseñanza superior dependientes de otras universidades ubicadas en regiones como Madrid, por ejemplo. “Había quien planteaba potenciar estos centros y seguir dependiendo de otros, y eso para el Gobierno regional era inaceptable porque entendíamos que la sociedad de Castilla-La Mancha tenía todo el derecho a tener un lugar donde formar una masa crítica propia.

Profundo orgullo

En este contexto, el presidente trasladó el profundo orgullo que siente cada vez que coincide con jóvenes formados en las aulas de la UCLM pues, en su opinión, es así como mejoran los pueblos y progresan las sociedades.

Así, Barreda proclamó la riqueza que para los castellano-manchegos supone el capital político y humano que sale de las aulas de la Universidad regional, algo “verdaderamente transformador y revolucionario para nuestra sociedad”, al tiempo que significó que el porcentaje de becarios sea superior en la UCLM que la media registrada en las otras universidades.

El presidente señaló que este dato pone de relieve el importante papel que cumple la a la hora de facilitar el acceso a las aulas a jóvenes que probablemente no hubieran podido estudiar de haber tenido que ir más lejos.

Para el presidente, es de elogiar que la Universidad regional ocupe los primeros puestos de muchas listas que, valorando diferentes variables, determinan qué centros imparten enseñanza de calidad en España, y advirtió que el seguirá haciendo un esfuerzo sostenido en el tiempo para continuar por el mismo camino, “incluso ahora, en momentos de dificultad”, pues la formación de calidad es una prioridad a la que no piensa renunciar.

“Tenemos una Universidad que en muchos casos está entre las mejores de España”, recordó el presidente, que concluyó su intervención proclamando su fe en Castilla-La Mancha y en su futuro, una fe que, dijo, “se debe a la confianza que tengo en los empresarios, en los trabajadores y sindicatos, y sobre todo en la generación de jóvenes más y mejor preparada que nunca hemos tenido en esta tierra”.

32 millones de euros de fondos FEDER

Por su parte, el rector de la UCLM, Ernesto Martínez Ataz, anunció que la institución ha obtenido la financiación para el periodo 2007-2013 de 32 millones euros de fondos de investigación FEDER para centros de investigación, equipamiento científico, plantas pilotos y redes de comunicaciones. Según explicó, la Universidad cofinanciará el 20 por ciento, unos 6 millones de euros.

El rector explicó que está contemplado un centro de biomedicina y biotecnología de los alimentos para Ciudad Real; un centro de biomedicina y biofarmacia para Albacete; un centro en Toledo de biotecnología, y en Cuenca el centro de ingeniería de la construcción.