Para acometer estos desafíos, los investigadores de la Universidad regional centrarán su actuación en tres ejes: la mejora del diseño y manejo de los sistemas de riego agrícolas; el tratamiento de acondicionamiento y regeneración de las aguas para ser utilizadas en riego; y la evaluación de la reutilización de aguas depuradas en agricultura, ha informado la UCLM en nota de prensa.

Además, se abordarán perfiles profesionales y material de formación para reflejar las necesidades del país, manteniendo al mismo tiempo las normas de calidad de la UE (Esco, Eqavet, Ecvet) y afrontando la movilidad de estudiantes y/o trabajadores a través de Europa.

Este proyecto —enmarcado en las acciones Erasmus+, con una duración de 4 años y con un presupuesto global cercano a los 4 millones de euros— tiene como objetivo afrontar los nuevos desafíos y oportunidades para la agricultura que está generando el cambio climático, hacer más sostenibles los procesos y productos en la industria alimentaria, y gestionar la cada vez mayor complejidad de la cadena de valor de estos productos aprovechando la mayor disponibilidad de información.