En concreto, el proyecto tiene por objetivo desarrollar alternativas para transformar el ciclo de vida lineal que actualmente tienen los productos de poliuretano en un modelo de aprovechamiento en economía circular. El proyecto comenzó a principios de 2019 se extenderá a lo largo de los próximos cuatro años, según ha informado la universidad en nota de prensa.

Los poliuretanos termoestables, más comúnmente conocidos como espumas flexibles o rígidas (aislamiento), son materiales muy duraderos y resistentes que encuentran múltiples aplicaciones en la vida diaria. Estos productos se encuentran entre los seis tipos de plásticos más producidos y utilizados a nivel mundial y proporcionan confort y seguridad en múltiples campos. En comparación con los materiales termoplásticos, su reciclaje supone un mayor desafío, ya que los poliuretanos tienen que ser descompuestos químicamente en sus materias primas, por lo que el proyecto PUReSmart explorará nuevos métodos, tecnologías y enfoques con el fin de superar estos retos y hacer más sostenible el ciclo de vida de los poliuretanos.

De esta manera, PUReSmart pretende desarrollar una metodología que permita la recuperación de más del 90 por ciento de los residuos de poliuretano mediante su conversión en las materias primas que sirvieron para su producción y su reutilización para obtener nuevos materiales de poliuretano. El consorcio del proyecto, que coordina la compañía belga Recticel, desarrollará tecnologías de clasificación avanzadas, que permitan separar la amplia gama de tipos de materiales poliuretánicos que podemos encontrar en los residuos.

Una vez separados por tipos, los residuos se descompondrán en sus componentes básicos, que una vez purificados servirán como materias primas, tanto para productos convencionales de poliuretano como para un nuevo tipo de polímero basado en la estructura química de los poliuretanos, que fusiona la reconformabilidad de los termoplásticos con la durabilidad de las espumas.

El consorcio PUReSmart cuenta con grupos de investigación relacionados con todos los niveles de la cadena de valor de la producción de poliuretanos y reúne tanto a empresas del sector industrial como a socios de investigación especializados. Entre ellos, el Grupo de Operaciones Básicas y Tecnología de Polímeros de la UCLM, liderado por el profesor Romero, que apoyará el proyecto con su experiencia en el reciclaje de los poliuretanos termoestables y su experiencia en el escalado de procesos químicos.

El grupo de la Universidad regional gestionará 408.318,75 euros de la subvención global y será el encargado de comprobar a escala piloto los procesos que se pongan a punto a escala de laboratorio para la recuperación mediante reciclado químico de las materias primas, polioles e isocianatos que sirvieron para fabricar los poliuretanos originales. Asimismo, también tendrá entre sus tareas desarrollar un proceso para la reespumación de un nuevo tipo de poliuretano que permite su reconformado de un modo similar al de los plásticos convencionales.

Además de la propia UCLM forman parte del consorcio PUReSmart las empresas (Bélgica), coordinadora del proyecto; , de Alemania; , de Austria; , de Alemania; , de Italia; la y KU Leuven, de Bélgica, y Ayming, de Francia.

El Grupo de Operaciones Básicas y Tecnología de Polímeros de la UCLM está formado por los investigadores , , , , Ignacio Garrido, , , , y su director, Juan Francisco Rodríguez.