En concreto, la huelga se ha convocado para el periodo comprendido entre los próximos días 13 y 26 de abril y afecta a cerca de 500 trabajadores de los centros de trabajo ubicados en las comunidades autónomas de Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, según recuerda UGT FICA en un comunicado.

El citado sindicato ha sostenido que el diálogo es el “único camino para avanzar en la mejora de los derechos de los trabajadores y para negociar un convenio colectivo que reconozca las funciones que desarrollan las plantillas y que dignifique sus condiciones socio-laborales, ya que desde el año 2015 no se aplican incrementos en las nóminas de los trabajadores”.

De esta manera, la huelga, que tendrá tres horas de duración diarias, entre las 9,00 y las 12,00 horas, se ha convocado en protesta por el “bloqueo” que mantiene la dirección de Abengoa Solar en las negociaciones sobre el contenido del nuevo convenio colectivo, así como, según UGT FICA, “por los reiterados incumplimientos de la normativa sobre protección de riesgos laborales y la inobservancia de las recomendaciones técnicas de la Inspección de Trabajo”.

Tras el intento de mediación ante el SIMA, que finalizó sin acuerdo, UGT FICA señala el “nulo interés” de la dirección de Abengoa Solar “por avanzar en las negociaciones del convenio, actitud que no ha dejado otra opción” a la federación sindical “que poner en marcha medidas de presión tendentes a desbloquear el convenio”.

Las propuestas de UGT FICA persiguen “alcanzar un convenio colectivo digno, que elimine las desigualdades existentes en las condiciones laborales y facilite la recuperación del poder adquisitivo y de los derechos perdidos durante la crisis a través incrementos salariales justos y de mejoras en materia social y en prevención de riesgos laborales”, según concreta el sindicato.