UGT Castilla-La Mancha ha criticado el aumento del paro y el descenso de la ocupación que se ha producido en 2019 a pesar de las buenas cifras macroeconómicas, como el PIB y las exportaciones, y del crecimiento de los beneficios empresariales, después de que la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública este martes indique que el paro subió en 3.700 personas en Castilla-La Mancha durante 2019 y la tasa de paro se situó en el 16,56%.

Según ha informado el sindicato en nota de prensa, cabe destacar que, tanto en el mismo trimestre del año anterior como en el tercer trimestre de 2019, se ha registrado un aumento de la contratación indefinida en asalariados del 3,55% interanual y del 1,94% intertrimestral, pero esta no ha compensado la destrucción de empleo temporal, que ha descendido en más de un 5% en un año. Por otra parte, un “dato negativo” para UGT es el “descenso leve” de la población activa en la región, un 0,23% interanual, siendo este descenso más preocupante en Albacete, con un 5,83% anual, y en Cuenca, con un 2,06%.

Desde UGT han señalado que el aumento de la riqueza del país “sigue sin traducirse en empleos ni en un reparto equitativo de la misma, debido tanto a la falta de medidas estructurales como a la persistencia de algunas muy lesivas, como las dos reformas laborales que UGT insiste en derogar antes de elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores”.

“Según la EPA del cuatro trimestre de 2019 la precariedad se consolida en el empleo y en el desempleo. La tasa de temporalidad llega al 26,6% en la región, por encima de la media nacional, y los parados de larga y muy larga duración suponen el 45,7% de la población parada de Castilla-La Mancha, a pesar de que han descendido notablemente en el último trimestre y a lo largo del último año en parte debido a políticas de empleo como los Planes de Empleo”, han continuado.

Además, han incidido en que los jóvenes menores de 25 años “siguen soportando una tasa de paro insostenible, del 36,44%, a pesar de que han sido contratados para las campañas navideñas y agrícolas en este último trimestre, aunque ninguna de ellas han tenido fuerte contratación en la región”, así como en que las mujeres “doblan en tasa de paro a los hombres, alcanzado una tasa del 21,92% respecto al 12,31% de ellos”.

Por todo ello, UGT Castilla-La Mancha ha reclamado “soluciones” al nuevo Gobierno “al impacto negativo que han dejado la crisis y las reformas laborales a través de la precariedad, así como medidas que incidan en el reparto de la riqueza y fijen población en los territorios”, además de trabajar “de una manera más intensa a nivel regional por desarrollar un tejido productivo fuerte que no dependa de campañas estacionales y haga posible empleo estable con salarios dignos”.