Las estadísticas reflejan una tasa de inflación interanual del 2,7 por ciento en la región, porcentaje superior a la subida salarial media que se está acordando este año en la región, un 1,75 por ciento, y superior también al crecimiento interanual nacional del IPC, el 2,3 por ciento, según ha informado UGT en una nota de prensa.

Para el secretario general de UGT en la región, , es un “desastre” que donde hay los salarios “más bajos suban más los precios”. “Los trabajadores castellano-manchegos son más pobres que en el resto del país” ha afirmado, y ha destacado que, además, Castilla-La Mancha es también este mes, “la Comunidad Autónoma con más inflación interanual”.

Con respecto a agosto los precios han subido en la región, sobre todo en el sector de vestido y calzado, que registra un aumento del 5,3 por ciento. “Aunque lo más llamativo es el encarecimiento desde septiembre de 2017 de ciertos servicios y necesidades básicas para los ciudadanos. En concreto, la vivienda, el agua, la electricidad, el gas y otros combustibles acumulan una inflación interanual en la región del 7,9 por ciento, muy superior a la media nacional del 5,3 por ciento”, ha señalado.

Por todo ello, UGT ha reclamado a las distintas patronales de la región “que cumplan con lo firmado a nivel nacional en el AENC para que ningún trabajador tenga un sueldo inferior a 1.000 euros al mes y los trabajadores dejen al menos de perder poder adquisitivo”.

“La patronal está convirtiendo a los trabajadores en pobres presentes y pobres futuros porque esto afectará a toda la vida laboral de todas y todos. No es de recibo que teniendo un acuerdo las patronales de esta comunidad se nieguen a cumplirlo mientras están incrementando su beneficios vía precios”, ha declarado Pedrosa.

En esta línea, el sindicato ha pedido a nivel nacional “soluciones inmediatas” para poner coto a un aumento “desproporcionado de los beneficios de algunos sectores, a costa del bolsillo de los ciudadanos”, y ha instado a aprovechar el periodo de crecimiento actual “para cambiar el modelo productivo apostando por más industria, más I+D, más formación y empleos de calidad”.