En nota de prensa, y después de que el consejero afirmara este jueves en el pleno de las Cortes que tendía la mano a los sindicatos para seguir negociando, UGT ha vuelto a mostrar su oposición a dicha propuesta pues cree que es “un absoluto insulto a los empleados públicos”.

“El desprecio demostrado por Ruiz-Molina por el personal de la administración y los agentes sociales es tal que se permite, en un ejercicio de despotismo afirmar los sindicatos pueden pedir la luna, o que la subida salarial que recupera la perdida de la era Cospedal (realizada a tramos y con claro incumplimiento de plazos) supone para los empleados públicos de la región el mayor incremento retributivo”, ha condenado este sindicato en nota de prensa.

“Ni tan siquiera en los peores gobiernos del hemos tenido que soportar ese desprecio por la función pública”, ha criticado UGT, que le afeado la “gran mentira” de anunciar “la mayor subida salarial” cuando el personal de la administración del Estado ha conseguido mejoras que superan a las anunciadas por este consejero, fruto de acuerdos del exministro Montoro con las organizaciones sindicales, “las mismas a las que este consejero falta al respeto”.

“Muchos de los derechos destruidos desde el 2012 debían ser recuperados en esta legislatura y esta fue la bandera del en las elecciones que le situaron en el Gobierno regional, promesas que no se han cumplido y que en estas declaraciones dejan claro que no se cumplirán, aprobando de momento aquellas que las organizaciones sindicales pactamos a nivel estatal y que ahora anuncia el gobierno regional como fruto de su compromiso, pero estas quedan muy por debajo del contenido del acuerdo estatal y de sus propios compromisos”, mantiene UGT.

“El consejero califica de incomprensible que hayamos rechazado la imposición de sus medidas en la supuesta mesa de negociación, pero no explica que en un alarde de prepotencia pretendieran que dijéramos no a sus medidas estrellas, 35 horas y Complemento de Incapacidad Temporal, dejando por el camino la recuperación de todo lo arrebatado”, concluye el sindicato.