Las federaciones de Comercio de CCOO y UGT de Castilla-La Mancha han acordado emprender una campaña de información y movilización tras fracasar las negociaciones con la patronal en cuanto a los nuevos convenios colectivos del sector, una estrategia que busca “alcanzar unas condiciones dignas para las 30.000 personas que trabajan en este ámbito y cuyos convenios colectivos están bloqueados o empantanados por la actitud de los empresarios”.

Las formaciones sindicales hablan de “bloqueo absoluto” de negociaciones en las provincias de Toledo y Ciudad Real, “cuyas patronales reducen a la mitad los incrementos salariales establecidos como referencia en el AENC y se niegan además a abordar cualquier mejora de las condiciones laborales”, han informado en nota de prensa.

“Igualmente, y muy adentrados ya en el mes de noviembre, seguimos sin acuerdo en el convenio de Albacete, donde la propuesta salarial de la patronal también está muy alejada del AENC; si bien hemos de reconocer una mejor disposición a tratar diferentes aspectos del convenio donde hay necesidad y margen de mejora”, añaden.

En materia de negociación colectiva, CCOO y UGT piden “no obviar el objetivo claro de recuperar el poder adquisitivo de cerca de 30.000 y trabajadores del sector en estas provincias, así como adoptar medidas encaminadas a la mejora de las condiciones laborales”.

Según recuerdan, el incremento ofertado en las provincias de Toledo y Ciudad Real pasan por un salario al alza en un 1,3% y 1% respectivamente, propuesta rechazada por “estar alejado del acuerdo nacional y por significar una pérdida del poder adquisitivo”.

“Pero tampoco se prestan a tratar aspectos como el tiempo de trabajo, descanso semanal, contratos formativos, igualdad o la salud laboral, que aún tienen mucho margen de mejora”, han añadido.