Este Encuentro Internacional de Organizaciones Sindical ha sido convocado por el dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, cuyo responsable es el cardenal Peter Turkson, y tendrá lugar en el Aula Nueva del Sínodo. Además de la participación española, está previsto que asista el director general de la (OIT), .

El título será ‘De Populorum progressio a Laudato si. El trabajo y el movimiento de los trabajadores en el centro del desarrollo humano integral, sostenible y solidario. ¿Por qué el mundo del trabajo sigue siendo la clave del desarrollo en el mundo global?’, según ha informado en un comunicado el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos y la HOAC.

Desde este movimiento aseguran a que se trata de un encuentro “muy relevante y muy necesario por la situación que viven los trabajadores de todo el mundo”. Además, destacan que se trata de una convocatoria “histórica” pues afirman que nunca ha tenido lugar un encuentro similar en el Vaticano.

En cuanto a los participantes españoles, está prevista la presencia de los responsables de Internacional de CCOO y UGT, Cristina Faciaben y , respectivamente; el obispo emérito de Ciudad Real y responsable de la Pastoral Obrera de la CEE, , y el consiliario general de la HOAC, .

El obispo responsable de la Pastoral Obrera, Antonio Algora, ha subrayado que esta convocatoria es “esperanza para hacer posible las mejoras y los cambios necesarios de las condiciones de trabajo para tantos y tantos millones de personas cuya dignidad se ve afectada por un trabajo que no se puede llamar decente”.

“El Papa va abriendo posibilidades de diálogo y de crecimiento en nuestra sociedad para que redunde en favor de los que más pueden estar necesitando un cambio de circunstancias que permitan a personas, que contamos por millones, poder acceder al trabajo y vivir dignamente con su actividad laboral”, ha añadido.

EL PAPEL DE LOS SINDICATOS HOY

Para Algora, participar en el encuentro supone también hacerse dos preguntas claves: “¿Qué tienen que hacer los sindicatos hoy en el mundo para aportar de una manera eficiente el modo de alcanzar dichas mejoras?” y “¿qué estima necesita tener hoy la sociedad del trabajo de los sindicatos?”.

El obispo aportará al encuentro su experiencia desarrollada en el Departamento de Pastoral Obrera de la CEE a lo largo de estos últimos años, desde las directrices que marcó el documento de la Pastoral Obrera de toda la Iglesia de 1994 hasta los diálogos recogidos en ‘El trabajo humano principio de vida’ o ‘El quehacer de Iglesia ante el futuro del trabajo’.

Por su parte, Cristina Faciaben, de CCOO, ha asegurado que no ha dudado “ni un momento” en recoger el guante lanzado por el Vaticano al ser una “oportunidad de que dos instituciones como la Iglesia y los sindicatos puedan coincidir” y compartir aspiraciones “en relación al trabajo y su centralidad” y sobre “la idea de sociedad inclusiva que no deje a nadie fuera del progreso”.

En este sentido, Jesús Gallego, de UGT, considera la convocatoria “muy significativa, puesto que se enmarca en un diálogo global y fundamental sobre el futuro del trabajo”. Ambos sindicalistas destacan el magisterio de la Iglesia respecto del trabajo y de los trabajadores.

Asimismo, Fernando Díaz, de la HOAC, ha señalado que “tender puentes, como suele proponer el Papa, significa construir visiones y comprensiones compartidas, que puedan abrir caminos de diálogo, encuentro, y trabajo común, hacia el reconocimiento práctico de la dignidad humana y la plena humanización de la vida”.

La aportación de CCOO y UGT al encuentro estará orientada a contribuir al diálogo “con un cuerpo de propuestas para que la actual sociedad que globaliza mercados pero no derechos, pueda ser una sociedad inclusiva, justa y solidaria”, según precisa Cristina Faciaben; y a introducir en esta agenda, coincidiendo con el Papa Francisco, “la importancia para el planeta y para generaciones venideras de un crecimiento integral y sostenible”, según agrega Jesús Gallego.

DENUNCIARÁN LAS POLÍTICAS INJUSTAS

Ambos sindicalistas denunciarán las políticas llevadas a la práctica que se han demostrado injustas con las personas y generadoras de mayor desigualdad y empobrecimiento. En este sentido, insisten en la importancia de recuperar la centralidad de la persona y su dignidad y subrayan que es irrenunciable la exigencia de un trabajo decente y respetuoso con “un desarrollo y un progreso sostenible, integrador y solidario”.

Por su parte, Fernando Díaz, de la HOAC, ha subrayado que “es necesario tomar conciencia de que lo que ocurre con el trabajo humano hoy es la punta de lanza del modelo antropológico, social y cultural que se está construyendo, en el que la persona queda reducida a un ‘recurso’, consumidor y productor”.

Así, ha añadido que todo paso en la dirección de “rehumanizar el trabajo, ayuda a avanzar en la dirección de devolver humanidad perdida al mundo”. “Los sindicatos son necesarios para esto”, ha asegurado Díaz, aunque también considera que es importante que las organizaciones sindicales acojan orientaciones de la Doctrina Social de la Iglesia.

Tanto el obispo Algora como los sindicatos piensan que este encuentro puede abrir las puertas a un espacio de diálogo en España. En concreto, el prelado cree que con la celebración de este encuentro de los sindicatos con el Papa, se animarán “a lograr encuentros más institucionalizados y periódicos en el tiempo”, en paralelo a las acciones que realizan los militantes movimientos obreros de Acción Católica en barrios obreros.

También la responsable internacional de CCOO cree que, aunque “actualmente no hay ningún espacio institucional de concertación entre Iglesia y sindicatos” la influencia y el propio desarrollo del encuentro en el Vaticano “podría contribuir a reproducir su estructura a nivel nacional en aquellos países donde no exista, como España”, una propuesta a la que se suma el responsable de internacional de UGT.

Para el representante de la HOAC, “en España es necesario recuperar un diálogo fluido entre la Iglesia y las organizaciones sindicales, como lo ha habido en otros momentos históricos, de cara a construir esa visión compartida que pretende este encuentro”.